Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

El tiburón de 300 kilos que rondó Ons

La tripulación no fue capaz de izar al ejemplar, a causa de sus medidas. CEDIDA
La tripulación no fue capaz de izar al ejemplar, a causa de sus medidas. CEDIDA

Una embarcación de pescadores sanxenxinos se topó entre sus redes, echadas a seis millas de la Illa de Ons, con un ejemplar que podría ser de tiburón blanco

Surcar el mar, aunque también es un oficio, casi siempre constituye una auténtica aventura. Los pescadores gallegos están acostumbrados a toparse en sus travesías de faena con especies ajenas a la pesquería que practican, pero de vez en cuando caen en sus redes algunos ejemplares dignos de guardar en la retina y de compartir con el resto de la sociedad. Después del boom de avistamientos de ballenas azules que se produjo en aguas de las Rías Baixas antes de la llegada del verano, que ha conseguido dar un empujón a la investigación sobre las rutas migratorias de estos colosos marinos, ahora son los tiburones los que copan titulares y fotografías.

El patrón del barco: "Eu levo 23 anos de mar e nunca vira un tiburón coma este"

En las últimas semanas, varios ejemplares de diversas especies de tiburón fueron avistados en la costa gallega, pero ninguno como el que, por accidente, capturaron unos marineros de la Cofradía de Santa Rosalía de Sanxenxo, un impresionante animal marino al que los pescadores le calculan un peso de entre 300 y 400 kilos.

Lo llamativo del tiburón, explica el patrón mayor de la cofradía, Sauro Martínez, es su dentadura, "con dúas filas de dentes" tanto en la parte superior como en la inferior. Este rasgo, unido a su peso y a los más de tres metros de longitud que buenamente pudieron calcularle los marineros, es el que lleva a Martínez a aventurar que se trataba de un tiburón blanco, atípico en nuestras aguas.

La embarcación que encontró al tiburón se dedica normalmente a la captura de especies como el lenguado o el rapante

"Eu levo 23 anos de mar e nunca vira un tiburón coma este", asegura el patrón. El barco que se topó con él, a una distancia de seis millas de la Illa de Ons, trató de traerlo hasta tierra, "pero non puidemos, porque pesaba moito". La embarcación, dedicada a especies como el lenguado o el rapante, cuenta con una maquinaria que no soporta tanto peso, a pesar de que los cuatro tripulantes unieron su fuerza para tratar de subir al animal.

Este no es, sin embargo, el único ejemplar de tiburón capturado por los marineros sanxenxinos en los últimos meses. Uno de los integrantes de la flota de la cofradía pescó por accidente otro que, según apunta el patrón mayor, no se parece a los que se encuentran con relativa frecuencia cuando navegan fuera de las aguas que bañan la Illa de Ons. "Tamén parece que é da familia do tiburón branco, porque normalmente os que collemos son azuis e son diferentes a estes".

CALOR EN EL AGUA. En los últimos tres años, Martínez ha notado un crecimiento paulatino de la presencia de esta especie en la ría. Si bien no puede asegurar con certeza cuál es el factor desencadenante, sí que apunta al aumento de la temperatura del agua como la posible causa de estas visitas.

Bruno Díaz, director del BDRI: "Es necesario estudiar bien el ejemplar para saber si es o no un tiburón blanco, porque sería algo muy extraño en esta zona"

El director del Instituto para el estudio de los delfines mulares (BDRI), Bruno Díaz, también cree que se debe tener en cuenta el calor del agua a la hora de investigar el comportamiento de los tiburones en Galicia, aunque no subestima el papel que juega la influencia de las mareas. Sin embargo, Díaz se muestra extrañado ante la posibilidad de que se trate de un tiburón blanco. "Hay muchos ejemplares de gran tamaño de otras especies, como de marrajos o de tiburones peregrinos", indica, a la vez que asegura que este año está siendo muy fructífero en avistamientos gracias a la calma de las aguas. "A veces, son peces que llevan aquí mucho tiempo pero que son muy difíciles de identificar y localizar".

Sauro Martínez, patrón mayor de Sanxenxo: "Durante o ano, é fácil que nos atopemos con algún tiburón azul ou dos chamados peregrinos, que son inofensivos

"Hai biólogos que aseguran que isto foi algo raro, anecdótico", coincide el patrón de Sanxenxo. Lo que sí está siendo una constante cada vez mayor es la presencia del tiburón tintorera, tal y como detalla Bruno Díaz, "cuyas crías suelen estar cerca de la costa.Es un tiburón clásico, que a veces supera los tres metros de largo".

Lo que los marineros tienen claro es que, sean de la especie que sean, están navegando por las rías. Queda descubrir si han venido de turismo o si volverán.

El tiburón de 300 kilos que rondó Ons
Comentarios