Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

Las truchas grises volvieron al Lago Castiñeiras

La alcaldesa y la edil de Medio Ambiente de Marín. C.M.
La alcaldesa y la edil de Medio Ambiente de Marín. C.M.

La especie autóctona repoblará la laguna tras los trabajos de sellado de las grietas de la misma que tuvieron lugar el pasado año

Las truchas grises que desde este jueves pueblan el Lago Castiñeiras llegaron de la piscifactoría que el Servizo de Conservación da Natureza, que pertenece a la Consellería de Medio Ambiente, tiene en Cerdedo-Cotobade. Se trata de más de 300 ejemplares que vivirán en la laguna ubicada entre las comunidades de montes de San Xulián e Santomé de Piñeiro de Marín.

En concreto, los funcionarios de Conservación introdujeron en el agua del estanque, con la ayuda de la alcaldesa de Marín, María Ramallo y de la edil de Medio Ambiente, Marián Sanmartín, 300 ejemplares pequeños y 35 más de entre 500 gramos y 1,5 kilos.

Esta repoblación sucede luego de que el lago sufriese un proceso de reforma a finales del año pasado. El Concello llevó a cabo un plan para sellar las grietas que impedían que el agua de este espacio aumentase de nivel.

Sanmartín insistió al inicio de esta actuación de que no se trataría de una solución permanente, "porque no vamos a impermeabilizar todo el vaso, ya que eso sería una obra de dimensiones mucho mayores". Este proyecto permitirá, en cambio, evitar fugas de agua durante los próximos años para intentar conseguir recuperar la imagen del lago del parque de Cotorredondo.

El presidente de la comunidad de montes de Santomé, Daniel Rosales, felicitó al Concello cuando comenzó el plan de sellado de grietas por llevar adelante la que fue la solución al gran problema del lago: "Por fin se fai, e mira que xa levabamos catro anos pelexando por isto".

El proyecto comenzó con el vaciado del agua del lugar y, tras siete meses sin alcanzar el caudal ideal para la repoblación, la concellería dirigida por Sanmartín decidió colocar este jueves las especies autóctonas que ya anteriormente habitaban el lago. Las truchas permanecieron custodiadas por Conservación desde que fueron retiradas para realizar el sellado del lugar.

Antes de comenzar el proyecto, trabajadores de Medio Ambiente recogieron 48 kilos de especies invasoras y exóticas, entre las que había carpas, carpines y cangrejo americano además de 43 ejemplares de trucha gris del país.

El objetivo ahora es poder llegar a tener una población suficiente de especies autóctonas para incluso poder recuperar una de las actividades estrella del lago antaño: la pesca.

ENIL. La Corporación municipal marinense aprobó este miércoles por unanimidad iniciar el expediente para declarar el Lago Castiñeiras como Espazo Natural de Interese Local, (Enil).

El terreno, de 38,93 hectáreas, cuenta con elementos de singular valor natural como su hábitat, su flora y sus recursos micológicos "polo que é un lugar merecedor dunha figura de protección ambiental", indicó el Concello. El Consistorio cuenta ahora con un plazo de dos años para hacerle llegar a la Consellería de Medio Ambiente un plan de conservación del espacio.

Las truchas grises volvieron al Lago Castiñeiras
Comentarios