El último baile del SonRías

Tanxugueiras, La M.O.D.A. y Arnau Griso fueron algunos de los nombres encargados de cerrar la 19ª edición del festival morracense
Tanxugueiras, durante su concierto en el SonRías. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Tanxugueiras, durante su concierto en el SonRías. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Y se bajó el telón. La 19ª edición del SonRías Baixas puso este sábado fin a tres días de emocionantes conciertos marcados por la recuperación del evento en gran formato. La jornada de despedida de este año subió a los escenarios instalados en el recinto Multiusos da Estacada a dos de los platos fuertes del cartel, La M.O.D.A. y Tanxugueiras, agrupaciones que hicieron vibrar a los miles de asistentes con dos potentes directos que tuvieron la música tradicional y popular como protagonistas.

La jornada comenzaba su actividad al mediodía con la celebración de una sesión vermut en el escenario Turismo Rías Baixas, cita que la presidenta de la Deputación de Pontevedra, Carmela Silva, no se quiso perder. Esta, acompañada por el alcalde de Bueu, Félix Juncal, visitó el puesto de Igualdad de dicha entidad provincial en contra de las agresiones sexuales.

Carlos Crespo y Kris Dj abrieron esta primera sesión del día a bordo de La Duendeneta, la discoteca móvil de estilo vintage que da forma a su nuevo proyecto musical. Más tarde fue el turno de Grande Amore, que en la primera jornada del festival ya había sorprendido al público subiendo al escenario durante el concierto de Cool Nenas. El pop, el rock and roll y el techno de la década de los 80 se fusionaron y llenaron el directo del artista gallego dejando un buen sabor de boca de cara a las actuaciones de la noche.

Los primeros artistas vinieron pisando fuerte. El dúo conformado por Arnau Blanch y Eric Griso, que en conjunto se hacen llamar Arnau Griso, inauguraron la última jornada del evento ofreciendo un enérgico show que se trató de su última actuación en Galicia. Los catalanes llegaron a Bueu como parte de su gira de despedida de los escenarios, haciendo al público bailar y saltar al ritmo de sus ingeniosas letras.

Tras este especial momento, la programación dio paso a Balkan Paradise Orchestra, que ofreció una amplia variedad de estilos musicales a través de sus instrumentos de viento y percusión, acompañados de sus potentes y movidas coreografías.

Una vez llegadas las 22 horas fue el turno de las panderetas de Tanxugueiras. El trío del momento, conformado por las gallegas Sabela Maneiro, Aida Tarrío y Olaia Maneiro, subieron al escenario para demostrar el potencial de sus voces y hacer gala de un fuerte compromiso con su tierra. En la actuación, una de las más esperadas del fin de semana, hicieron sonar himnos como Midas, Figa ou Terra, además de presentar su nuevo disco, Diluvio, al público de Bueu.

La catalana Suu, una de las nuevas voces más destacadas de la actualidad, fue la siguiente en actuar, dando paso una hora después a La M.O.D.A., otra de las cabezas de cartel de la edición. Tras su aclamado directo el año anterior, la banda regresó al festival morracense para presentar ante los asistentes su trabajo discográfico más reciente, Nuevo Cancionero Burgalés. Armados con acordeón, saxo, mandolina o clarinete, su actuación en vivo se convirtió en una de las más potentes de la noche.

Sara Hebe, en la que fue su única fecha confirmada en Galicia para este verano, y el grupo Eskorzo fueron los encargados de cerrar la última jornada de esta especial edición del SonRías Baixas.

El público acompañó a los artistas hasta el final de sus intervenciones en los escenarios, ofreciendo una despedida por todo lo alto a un fin de semana cargado de sensaciones en la comarca de O Morrazo. El evento musical cierra su cita anual en Bueu, pero apunta a volver el año que viene con una 20ª edición.