Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Los vídeos y los testigos confirman la agresión que causó la muerte al dueño de un cíber de Marín

Uno de los detenidos por la muerte de un hombre en un cíber de Marín. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Uno de los detenidos por la muerte de un hombre en un cíber de Marín. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El acusado de lanzar el puñetazo alega drogadicción y dice no recordar nada

Las imágenes de las cámaras de seguridad del Cíber War, en Marín, constatan la pelea que se entabló en el negocio el 9 de febrero de 2016 entre los hermanos Joaquín y Enrique S.J., y José Manuel P. O., propietario del negocio. En la riña también participaron dos menores de edad, familiares de Enrique y Joaquín.

Los vídeos evidencian igualmente que José P.M., de 61 años y padre de José Manuel, intentó mediar en la disputa, recibiendo un violento puñetazo en la cara que le fracturó la nariz y le hizo perder el conocimiento, cayendo a plomo contra el suelo y golpeándose en la cabeza, lo que le provocó unas lesiones letales que a los dos días le causaron la muerte.

Los testigos del incidente coincidieron en que el autor del puñetazo fue Joaquín S. J., quien se enfrenta a una petición de 3 años y 3 meses de prisión. Para su hermano, en cambio, las acusaciones solicitan una multa de 360 euros por un delito de lesiones leves a José Manuel. Este, por su parte, está acusado del mismo delito contra los dos hermanos y se le pide una multa de 720 euros.

El origen de la pelea que tuvo el trágico desenlace fue la negativa de la víctima a grabar un CD con música a los dos hermanos. Se inició entonces un cruce de insultos y el sexagenario decidió llamar a su hijo para que acudiera al local. Al ser informado de lo ocurrido, José Manuel instó  a los hermanos y sus familiares a abondonar el cíber, lo que desencadenó la reyerta.

El responsable del negocio asumió todo lo que se ve en el vídeo, mientras que ambos hermanos sólo respondieron a sus respectivas abogadas y, si bien reconocen el episodio violento, no aludieron a lo ocurrido con el fallecido.

A mayores, Joaquín S. J. alegó drogadicción y que se encuentra a tratamiento psiquiátrico. Su madre declaró en la sala que "mi hijo está mal de la cabeza, hace cosas que no debe".

Los vídeos y los testigos confirman la agresión que causó la muerte...