Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

La Xunta alega un error de comunicación en las obras de asfaltado de la PO-551

Los trabajos finalizaron en el término municipal marinense. C.N.
Los trabajos finalizaron en el término municipal marinense. C.N.

Con este incremento, el departamento de Cultura pretende dar un empujón a los grupos folclóricos, agrupaciones, corales y bandas de la villa, para que puedan afrontar su actividad

El Concello no supo de antemano que se iban a iniciar las obras de refuerzo del firme por un error de comunicación de la Xunta de Galicia, que sí dio parte a la DGT. Los trabajos, que finalizaron el martes, están enmarcados dentro de un proyecto que afecta también a la Variante de Marín y a la PO-315. "La obra consiste en la rehabilitación del firme de estas tres carreteras, mediante el sellado de fisuras, el fresado y la reposición de los puntos deteriorados o la extensión de microaglomerados para mejorar las características superficiales, según la necesidad de cada tramo", detallan fuentes de la Consellería de Infraestruturas.

Precisamente fue la colocación de esa capa de microaglomerado la que causó la enorme retención que el lunes mantuvo colapsada la PO-551, en ambas direcciones. Este tipo de material, tal y como explica la Administración autonómica, debe ser colocado con altas temperaturas y con el pavimento seco, por eso no queda más remedio que realizar los trabajos en las horas punta del día.

La máquina encargada de mejorar el firme se desplazará ahora a los otros dos viales que entran en el paquete, pero Infraestruturas informó este martes de que si llega el mes de julio y no se ha terminado con el proyecto, los trabajos se pospondrán hasta septiembre para evitar que se produzcan problemas de tráfico como los vividos estos días en Marín. "Están trabajando este mes a pleno rendimiento para intentar acabar cuanto antes", asegura la Consellería.

Por su parte, el concelleiro de Tráfico de la villa, Francisco Estévez, aseguró que se reunió con la empresa a primera hora de la mañana del martes para gestionar la jornada y evitar así nuevas retenciones. De hecho, Estévez confirmó que el vial de playas no debía haberse cerrado al inicio de los trabajos y el martes ya se podía transitar por él con normalidad. El tramo en el que todavía se generó una pequeña cola de vehículos afectó a la parroquia de Seixo, aunque la circulación ya era mucho más fluida. Está previsto, además, que no se pinte la carretera hasta más adelante.

Las consecuencias de la pavimentación de la PO-551 se vieron agravadas por las condiciones meteorológicas, que provocaron que al caudal de coches habitual que van de Marín a Bueu, o viceversa, se sumasen los movimientos con destino a las playas.

La Xunta alega un error de comunicación en las obras de asfaltado...
Comentarios