La Xunta aportará 200.000 euros para hacer del Centro de Día de Marín una realidad

El ente autonómico y el Concello firmaron este miércoles un convenio para remodelar la primera planta de la Casa do Mar, donde estará situado
Fabiola García visitó la Casa do Mar el pasado mes de febrero. GG
photo_camera Fabiola García visitó la Casa do Mar el pasado mes de febrero. GG

El Concello de Marín y la Xunta de Galicia acaban de firmar el convenio para la realización de la remodelación de la primera planta de la Casa do Mar de la localidad con la finalidad de convertir este espacio en un Centro de Día para la tercera edad, un servicio muy demandado desde hace años por los vecinos.

En virtud de este convenio, la Xunta de Galicia aportará al Concello 200.000 euros. Así lo adelantó la conselleira de Política Social, Fabiola García, el pasado 5 de febrero en su visita a las instalaciones de la Casa do Mar de Marín. El coste de la conversión del edificio actual, situado en la calle Ezequiel Massoni, en el centro para la tercera edad ascenderá a 300.000 euros.

El inmueble fue cedido al Concello por parte de la Tesorería de la Seguridad Social con el objetivo de garantizar, por parte del Goberno municipal, la cobertura pública de la asistencia a la tercera edad, para lo que esta infraestructura resultaba de gran interés y por la que el Concello "traballou intensamente para conseguir a súa cesión".

OBRAS. Las obras de acondicionamiento de la primera planta de la Casa do Mar serán ejecutadas por el Concello, estando previsto que se dote a este Centro de Día de una amplia sala de usos múltiples, así como de otras dependencias: un espacio de rehabilitación, otro para el ocio, cocina y lavandería.

Dentro de estos compromisos del Concello de Marín por la cobertura pública de la asistencia social de la tercera edad, también empezó a funcionar de forma permanente, el pasado mes de noviembre, el Centro Terapéutico para Persoas con Alzhéimer de la Finca de Briz, impulsado junto con Afapo. Los usuarios de este centro también se podrán beneficiar del futuro centro de día cuando su enfermedad avance y las dos sesiones a la semana que se ofrecen en Briz sean insuficientes.

La alcaldesa María Ramallo explicó en una visita a la Casa do Mar la importancia de este tipo de actuaciones, "dada a poboación que temos na nosa vila, na que a xente maior ten un peso moi importante e que precisa das mellores atencións, incluso cando os recursos son limitados".

Comentarios