Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

La Xunta niega que se rechazasen las alegaciones de los vecinos de Sabarigo

La conselleira, Ethel Vázquez. DP
La conselleira, Ethel Vázquez. DP

El proyecto de la PO-551 todavía está en fase inicial y no se ha respondido a ninguna propuesta

No se han hecho oídos sordos. Eso es lo que explicó este jueves la Xunta de Galicia con respecto al comunicado de los vecinos de Sabarigo, en la parroquia de Cela, en el que achacaban a la Consellería de Infraestruturas haber "ignorado" las alegaciones que realizaron al proyecto de humanización y de mejora de la seguridad vial de la PO-551.

Fuentes de Infraestruturas aseguraron este jueves que no se respondió a las alegaciones porque todavía se están estudiando todas las propuestas recibidas y valorando cuáles son las más idóneas y materialmente realizables, que serán las que finalmente pasen el corte. Así, puede que algunas, o incluso todas, las alegaciones de los vecinos de Sabarigo, entre las que destacan la creación de más pasos de peatones o la ampliación de la senda peatonal hasta Agrelo, sean escuchadas.

OTRAS ACTUACIONES. Por otro lado, la Xunta reanudó este jueves los trabajos de ejecución de cuatro pasos de peatones sobreelevados y de un tramo de acera en la carretera PO-315, a su paso por el núcleo de Bueu.

Esta intervención, cuyas actuaciones iniciales se realizaron el pasado mes de junio y que se interrumpieron en el verano para evitar problemas en el tráfico, disponen de un presupuesto de más de 48.000 euros y se prevé que estén terminados en octubre.

Asimismo, la AXI está tramitando en estos momentos las alegaciones presentadas al proyecto de supresión de un tramos de concentración de accidentes en el tramo de la PO-551 que comunica Marín con Rande, a su paso también por el núcleo buenense.

La Xunta niega que se rechazasen las alegaciones de los vecinos de...
Comentarios