Miércoles. 19.12.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.12.2018
El tiempo

"Algúns coches pasan como na F-1 polo rural de Sanxenxo"

Imagen de uno de los tramos sin apenas espacio para dos coches. JAVI CASAL
Imagen de uno de los tramos sin apenas espacio para dos coches. JAVI CASAL

Seguridad viaria en el rural ▶ El Concello de Sanxenxo sopesa aumentar la presencia policial en caminos secundarios de diferentes parroquias, donde el tránsito aumenta exponencialmente en agosto, debido a los atascos en las ‘arterias’ principales de la villa

Con el avance del mes de agosto, la estampa en algunas zonas del rural vuelve a repetirse. Al igual que en años pretéritos, viales secundarios y caminos que, durante el invierno, apenas soportan tránsito de vehículos, de repente pasan a convertirse en opciones prioritarias para todos aquellos veraneantes y vecinos que buscan fórmulas para tratar de escapar de los tediosos e interminables atascos que se producen en buena parte de las arterias de tráfico principales de Sanxenxo.

El aumento de automóviles en estas zonas implica también una mayor inseguridad para los viandantes. Y es que en estos caminos peatones y turismos se ven obligados a compartir espacio. El problema surge cuando los conductores no adaptan la velocidad a la que requieren estos viales rurales. "Algúns van coma na Fórmula 1", lamenta una vecina de la parroquia de Adina, harta de ver cómo los coches pasan a pocos centímetros de la entrada de su vivienda más rápido de lo que debería. El problema se agudiza al no existir aceras.

El Concello de Sanxenxo no es ajeno a esta situación. El propio alcalde, Telmo Martín, asume que el aumento de población que experimenta la villa en el mes estrella de la temporada estival (hasta 140.000 habitantes, según datos del Ayuntamiento, se congregaron durante el pasado fin de semana), implica embotellamientos en las carreteras, a pesar de los esfuerzos de la Policía Local.

Ante esta tesitura, el regidor, que es el responsable del departamento de Seguridade Cidadá, sopesa aplicar medidas para evitar que las alternativas a los atascos se conviertan en carreteras aptas para el exceso de velocidad. Así, una de las opciones que se barajan es aumentar las patrullas policiales por estos caminos. Los más utilizados se encuentran en Adina o Noalla, especialmente a la hora de acudir a las playas o de irse de ellas. O Catadoiro, Xesteiriña o Monte Faro son algunos de los lugares en los que, según señalan varios residentes, se pisa el acelerador de más.

La polémica no es nueva. En su día, la Asociación de Veciños San Miguel de Adina ya alertó sobre esta situación.

"Algúns coches pasan como na F-1 polo rural de Sanxenxo"
Comentarios