Abdou Sow: "Yo no soy racista: a mí me encantan los blancos"

Tras llegar con 15 años a España y empezar a vender en la calle, ha encontrado la estabilidad trabajando en una empresa de pollos en Cambados ▶ Con su mujer ya en Galicia, su objetivo es poder traer a sus dos hijas

Nací en Senegal y llevo en España 15 años. Vine aquí para mejorar mi vida. Nací en una familia muy pobre. Fui al colegio, pero no pude seguir porque no había medios en casa. Lo dejo y me llevan para aprender carpintería. Pero allá la cosa no está bien y al final decido ir a Europa para mejorar mi vida. Antes me fui para Mali porque tengo un hermano allí que trabaja de cocinero. Allí viví nueve años, pero la cosa tampoco fue bien y regresé a Senegal a hacer comercios; pero la cosa tampoco fue bien y es cuendo decido venir a Europa.

Tu decisión de marcharte, ¿se lo cuentas a tus padres?
Sí, efectivamente, porque no se puede tomar la decisión sin hablar con ellos. Hablé con la familia y me dieron permiso de venir.

¿Qué dijo tu madre?
Estaba triste porque me marchaba. Triste, pero al final es lo que hay. La vida es así, hay que luchar siempre.

¿Cómo viajas?
Yo tengo un cuñado que está en Senegal que me dice que si voy a Europa, mejor Francia, si no España, y que él me ayudaba. Porque yo tenía un visado de diez días para ir a París. Yo hice París primero. Allí estaba un poco complicado y yo tenía un hermano pequeño que estaba en Coruña y entonces vine junto a él. Volé primero Dakar-París.

Y en París, ¿qué pasa?
Yo sólo pasé un día y una noche en París. Yo cogí un autobús para venir aquí porque me dicen que en Galicia es más fácil para tener los papeles y vine a ver a mi hermano, pero él ahora está en Francia.

¿Y en Coruña?
En Coruña en esa época no había trabajo. Yo tenía un visado de diez días y luego tuve que aguantar para conseguir los papeles. En esa época podía vender sólo por la calle, empecé con los CDs y después lo dejo y empecé a vender pulseras, gafas de sol, flores... yo seguía las fiestas, en el verano cuando toca La Panorama siempre hay mucha gente y yo voy para vender ambulante. 

¿Cómo te sentías?
Yo tuve mucha suerte. Los chavales me querían muchísimo. La gente compraba o me daba un regalo de cinco euros. Los miércoles y viernes yo estoy en Santiago porque los chavales salían de fiesta. Y después, el sábado, yo venía siempre en Cambados porque los fines de semana siempre había mucha gente. En las fiestas de la Illa de Arousa también.

Abdou Sow para Vida Salnés. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Abdou Sow para Vida Salnés. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Pero es duro estar en la calle.
Sí, muy duro.

¿Te sentiste bien tratado?
Bueno, algunos a los que caigo bien, algunos a los que caigo mal y me berran. Bueno, yo tenía que aguantar todo esto. Porque yo quiero mejorar mi vida y yo dejo en Senegal mi mujer y mi hija mayor y cuando yo llegué aquí, poco tiempo después, nació mi hija pequeña. 

¿Tu mujer está aquí ahora?
Está aquí por casi un año. Pero mis dos hijas viven allá y yo quiero traerlas, pero no pueden porque yo estaba trabajando en una depuradora de mariscos y con la nómina que yo tenía, yo no podía traer a las tres. Al final, yo digo: bueno, voy a intentar primero con la mujer y después, cuando tenga otro trabajo, voy a intentar traer a las niñas. 

¿Y ya tienes ese trabajo?
Sí, ahora mismo estoy trabajando en Avigal, una empresa de pollos que está en el polígono de Cambados. Y mi mujer también está allí trabajando. 

¿Cómo se llama tu mujer?
Astou y las niñas Marie y Fatu, porque yo le puse el nombre de mi madre.

Además del francés, ¿cuál es tu otro idioma?
Wólof (lengua hablada en Senegal y Gambia con más de cinco millones de hablantes, el wólof o volofo es lengua nacional de Senegal). 

Dime “Hola, ¿qué tal?” y “¿Cómo te llamas?” en tu idioma.
“Naka nga def” y “no tuddu?” es “Hola y ¿cómo te llamas?”

¿Te sientes bien aquí?
Sí, ahora sí. Antes no porque trabajé en una depuradora de mariscos en Tragove, en Cambados, y lo pasé muy mal, Trabajé muchas horas, no pagaban bien, pero yo tenía que aguantar porque yo había entregado los papeles de mi mujer y tuve que aguantar. Al final, gracias a Dios, cuando me echaron de allí yo tengo un trabajo mucho más mejor. 

¿Viviste el racismo?
Sí. La vida es así: hay gente mala, hay gente buena. En mi vida yo he tenido mucha suerte de tener mucha gente buena. El primer día que yo vine a Cambados para vender en la calle, yo no tenía donde dormir. Había una fiesta del Albariño y me dice Mario, “Abdou, vamos a dormir a casa”. ¿A casa? Yo no sabía que su madre estaba allí y cuando yo llegué casi a las cinco de la mañana, la madre está durmiendo. Y cuando me despierto, me ducho y todo eso y después yo vi a la madre... Una persona que no te conoce de nada, te acoge así en su casa, te invita a comer. Me ayudaron con muchas cosas que yo no puedo explicar aquí hoy... Como dicen aquí, hay gente que es un cacho de pan. 

Porque hay personas que no entienden de colores.
Efectivamente. A mí me da igual el color. Negro o blanco. Yo no soy racista: a mí me encantan los blancos, Hay blancos a los que yo no les gusto, yo lo sé, a mi me da igual, no me importa. Porque lo que me llevó a venir aquí es trabajar para mejorar mi vida. Yo estoy muy feliz aquí en Galicia. 

Entonces Galicia te ha tratado bien.
Yo te digo una cosa: yo conseguí los papeles gracias a un amigo. Una vez en Cambados me preguntó cuando iba a Senegal a ver a mi familia y le dije que yo no puedo ir porque no tengo los papeles. Él habló con sus padres y un día me llamó el padre para ayudarme... cuando yo llegué a Coruña yo iba a una ONG que se llama Ecos del Sur. Había un abogado allí y yo hablé con él. Él me hizo un contrato para trabajar en su casa hasta que me hicieran los papeles y para cotizar y todo esto. 

Y ahora te falta unificar a tu familia.
Sí. Ahora vamos a intentar traer a las niñas. 

¿Te arrepientes de algo?
No, no me arrepiento de nada. Porque no tengo nada y soy feliz. Yo soy así. El dinero para mí no me hace nada. 

¿Entiendes a los gallegos?
Un poquito. Los gallegos son trabajadores. Yo aprendí aquí muchas cosas. A trabajar rápido. 

¿Cómo vivías en Senegal?
Bien y feliz porque también es mi tierra. No está tan bien como aquí, no es tan estable Yo nunca pasé hambre en Senegal, 

Lee todas las entrevistas de Vida Salnés

¿Los gallegos son generosos?
Sí. Esa es mi experiencia. Porque algunos me dicen que sus abuelos fueron a la emigración y por eso hay mucha gente que me acoge muy bien. Yo tengo aquí muchos amigos que me quieren mucho, en Cambados, en la Illa de Arousa, en Santiago de Compostela. 

¿Tenemos prejuicios los gallegos?
Depende. 

Depende es una palabra muy gallega.
Yo siempre veo la parte positiva. 

Te gusta el fútbol y jugaste al fútbol en Senegal.
Me gusta pero yo no soy muy bueno. En Senegal hay jóvenes que conocen la Liga española mejor que tú. Allá se vive el fúrbol. Mi equipo favorito es la selección español, en la Liga el Barcelona y en Galicia el Deportivo de A Coruña.

¿Y el Celta de Vigo?
El deporte es un juego para mí, no es normal eso de hacer peleas. Es un instrumento de paz, pero mi equipo es el Deportivo de A Coruña. 

¿Cómo te ves en unos años?
Mejor, yo creo que todo se va a mejorar. Tengo buen trabajo. Hay que ver lo que está pasando: en Senegal los jóvenes cogen la patera para venir aquí. Yo voy a estar mejor.

¿Qué te cuentan tus amigos que cogen la patera?
Que es muy duro. Pero que quieren estar aqui y buscar sus papeles para mejorar la vida.

¿Tienes que enviar dinero a la familia?
Sí, hay que enviar dinero. Puedo enviar 300 o 400 euros, depende. Pero hay que mandar.

¿Eres optimista?
Sí. Yo creo que mi vida va a mejorar y el sacrificio habrá valido la pena. Yo soy feliz. 

¿Qué es la felicidad?
Para mí la felicidad es la paz. No es el dinero sólo. Porque en África la mayoría nacemos en la pobreza y estoy siempre feliz, cantando, bailando. Hay que ser feliz.

¿Cómo es África?
En Europa la mayoría no conoce África porque lo que sale en la tele no es África. Siempre enseñan en la televisión los problemas y la pobreza. Hay gente que vive allá muy bien, muy feliz. África tiene todo, pero los políticos son muy malos.

¿Cómo ves España?
Yo veo que España está bien. No sé lo que pensáis vosotros porque aquí la gente se queja mucho. 

¿Un deseo?
Que la cosa mejore para todos, que yo tenga trabajo y salud, que este mundo tenga paz. 

Test de vida
¿Una palabra?
Vivir.
¿Un lugar?
España.
¿Una persona?
Camino.
¿Un personaje?
Un jugador de fútbol, Joaquín. Me encanta ese hombre.
¿Alguien imprescindible?
Mi esposa, Astud.
¿Alguien importante?
El trabajo.
¿Una cosa?
Muchas cosas, tío. Mi reloj. 
¿Qué es la vida?
Para mi la vida es una lucha. Hay que luchar para ir siempre adelante y nunca atrás. 

Comentarios