Aplazado el juicio a 'Nené' Barral por una causa de contrabando de tabaco de hace 21 años

La causa del que fuera alcalde de Ribadumia, prevista para el venidero martes, fue aplazada por la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra  
Nené Barral y su abogado en 2016. AEP
photo_camera José Ramón 'Nené' Barral. AEP

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha aplazado el juicio señalado para el próximo martes en el que se iba a juzgar a José Ramón 'Nené' Barral, el que fuera alcalde de Ribadumia, que, junto a otras once personas, está acusado de contrabando de tabaco, cohecho y asociación ilícita en una causa que cumple ya 21 años. 

Fuentes oficiales del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) han confirmado que el aplazamiento se debe a la enfermedad de uno de los intervinientes, lo que impide que se celebre la vista oral. 

La investigación de la que deriva esta causa fue dirigida por el juez José Antonio Vázquez Taín en su etapa en Vilagarcía de Arousa, a raíz de hechos que arrancaron en 1996 y que desembocaron en la incautación de cuatro contenedores con 432.000 cajetillas de tabaco ilegal en el puerto de Vigo. 

'Nené' Barral fue detenido en relación con este procedimiento en mayo del año 2001, un arresto que forzó su dimisión como alcalde de Ribadumia con el PPdeG. 

La Fiscalía pide para el exregidor, que ya fue condenado por fraude fiscal, una pena de 10 años y medio de prisión y que abone una multa de 15 millones de euros por su "actividad continuada introduciendo en España y en Europa tabaco de procedencia extracomunitaria", tanto por vía marítima como terrestre, a través de dos pesqueros y un buque mercante. 

El Ministerio Público considera que 'Nené' Barral era el líder en España de un grupo "organizado, estable con proyección internacional, y delimitada asignación de tareas y jerarquización entre sus miembros". Una organización criminal de la que formaban parte otras personas "de nacionalidad portuguesa, holandesa, suiza, croata, norteamericana, inglesa y polaca", además de España, fundamentalmente de las provincias de A Coruña y Pontevedra. 

Según el fiscal, entre 1996 y la desarticulación del grupo en mayo de 2001, trabajaron "con la finalidad de procurar la introducción en España y en el territorio de la Unión Europea de importantes partidas de labores de tabaco de procedencia extracomunitaria, por vía marítima y terrestre, así como a través de contenedores". 

El mando de esta asociación, dice Fiscalía, era asumido por Barral, que ostentaba "la máxima capacidad de decisión en ese grupo en territorio español", proyectando, planificando y dirigiendo las labores a desempeñar por los demás componentes de la misma. Entre los acusados figura Feliciano Barral, hermano de 'Nené' y tres agentes de Vigilancia Aduanera y dos de la Guardia Civil.