martes. 24.11.2020 |
El tiempo
martes. 24.11.2020
El tiempo

Un hotel burbuja para Sanxenxo

Paula Soutollo posando en el interior de una de las cinco burbujas de 'Albari', situadas en el lugar de O Santo. DAVID FREIRE
Paula Soutollo posando en el interior de una de las cinco burbujas de 'Albari', situadas en el lugar de O Santo. DAVID FREIRE

Tras su exitoso estreno en Oleiros, la sanxenxina Paula Soutullo lleva a su parroquia natal 'Albari Campus Stellae', que permite disfrutar de noches bajo las estrellas en compartimentos perfectamente equipados

Cuando, siendo aún una niña, Paula Soutullo jugaba en los viñedos de su abuelo en el lugar de O Santo, en su parroquia natal (Nantes), seguramente no imaginaba que acabaría siendo profeta en su tierra. Un año y medio después de impulsar 'Albarari Campus Stellae', un proyecto pionero en Galicia que permite disfrutar de noches bajo las estrellas en 'burbujas' de gran calidad y perfectamente equipadas, ahora es el turno de expandir el negocio hacia los terrenos que la vieron crecer. El éxito de esta modalidad de 'glamping', una fórmula que ofrece escapadas en entornos naturales con todas las comodidades que ofrecen los hoteles de lujo, en Oleiros la ha llevado a su particular punto de partida. "Cando era moza xa tiña claro que esta contorna merecía ser gozada por xente de fóra, é unha marabilla", dice mientras contempla los viñedos.

Las cinco burbujas de 'Albarari' en Sanxenxo estarán operativas desde mañana. En un principio, Paula Soutullo pensó en instalar bungalows. Sin embargo, durante su estancia en Dubai (donde residió durante años por motivos profesionales) tuvo la ocasión de experimentar el pasar una noche 'a cielo abierto' en un habitáculo de estas características. Fue entonces cuando decidió dar vida a este negocio en Galicia.

Ella y su marido, Eduardo, eligieron inicialmente una parcela situada en Oleiros, cerca de la playa de As Margaridas, como casilla de salida. La respuesta no pudo ser más positiva. "Foi un auténtico 'boom', estamos moi agradecidos", admite. "Veu moita xente de fóra, de países como Italia ou Holanda, pero tamén tivemos moito turismo local. A xente de aquí tamén demanda este tipo de servizos cada vez máis", opina la joven.

modelos mejorados. Las burbujas de Nantes, bautizadas con diferentes nombres, son un modelo mejorado con respecto a las no menos glamurosas con las que se estrenaron en A Coruña. Además de un sistema que bombea aire permanentemente para mantener las estructuras firmes, disponen de wifi, baño, una enorme bañera, cama e, incluso, un telescopio para ver las estrellas.

La parcela situada en el lugar de O Santo, abrirá sus puertas este sábado y ofrece cinco burbujas a todo confort

Tampoco faltan servicios adicionales como el desayuno. Todo en un paraje en el que, si las condiciones meteorológicas lo permiten, los clientes pueden disfrutar de mucha tranquilidad, lejos del ajetreo del núcleo urbano. "Isto é diferente a Oleiros. Alí as vistas ao mar son espectaculares. Aquí apostamos pola natureza. Hai xente que o prefire", señala Paula Soutullo.

Aunque el proyecto de instalarse en su Nantes natal era una vieja pretensión, la sanxenxina ha logrado hacerlo realidad en un tiempo récord. "Levamos uns catro ou cinco meses traballando a contrarreloxo para ter todo listo. Ao final incluso podemos abrir antes do agardado, porque a idea inicial era facelo o 1 de xullo", explica, a la vez que afirma que los clientes ya han empezado a llamar. "Algúns días que xa imos ter as cinco burbullas completas", indica. El esfuerzo, como no podía ser de otra manera, resulta titánico. "Isto supón estar 24 horas pensando sen parar en como mellorar. E moitas veces ata Edu e eu temos que facer de costureiros!", asegura entre risas. Además de trabajar con grandes profesionales para poner la explanada a punto, Paula Soutullo apunta que el diseño de las nuevas burbujas es propio. "Témolo patentado e agora toca comprobar a calidade do produto".

En vista del éxito conseguido desde que se animaron a inaugurar 'Albarari Campus Stellae' en Oleiros ("empezamos alí porque esa parcela era da familia do meu marido e resultaba máis sinxela de acondicionar", explica la emprendedora), es obligado preguntar sobre una posible expansión. "Nunca se sabe. Nós de momento estamos encantados coa resposta da xente", asevera.

Por si fuese poco, Soutullo y su hermana impulsaron hace algún tiempo el vino albariño Peón e Rey, bautizado así en homenaje a sus abuelos, Álvaro Peón y Teresa Rey. Poco a poco, se va abriendo camino. En esos viñedos que tanto marcaron su infancia ahora parece encontrarse también su futuro.

Un hotel burbuja para Sanxenxo
Comentarios