La campaña de la vieira se abre con dificultades para alcanzar los topes de capturas

La flota descargó tres toneladas del molusco en el puerto de Cambados que llegará a los mercados en fresco
Imagen de la descarga de vieira registrada este lunes en Tragove. DAVID FREIRE
photo_camera Imagen de la descarga registrada este lunes en Tragove. DAVID FREIRE

La campaña de Navidad de captura de la vieira se abrió este lunes dejando un interrogante en el aire sobre su balance final, porque si bien todas las embarcaciones regresaron al puerto de Tragove con el cupo máximo, también lo es que tardaron bastante más tiempo del que esperaban los marineros en completarlo, tratándose de la jornada inicial. No falta el recurso, pero una buena parte aún no alcanza la talla mínima.

A primera hora de la mañana, los barcos de Cambados pusieron rumbo a la zona 4 de la ría de Arousa (O Galiñeiro) con la expectativa de encontrar marisco en cantidad y de calidad, tal como hacían esperar los resultados de un muestreo realizado el día 30 por la cofradía para comprobar el estado del recurso.

Al final, fueron tres toneladas las que legaron a tierra, fueron descargadas y trasportadas a las instalaciones donde se procede a su evisceración (retirándoles el hepatopáncreas y las gónadas) para ponerlas en el mercado, cosa que podría ocurrir este martes.

Tal como acordaron en una asamblea, la campaña se desarrollará en dos fases: durante este mes trabajarán nueve días, y después reanudarán la actividad en el de enero de 2022, en una fecha aún por determinar.

Las capturas irán al mercado en fresco, para aprovechar el tirón de la demanda que se registra en la las fiestas navideñas, mientras que en el año 2022 los planes de la flota cambadesa de la vieira pasan por reservar el marisco para su congelación, asegurándose así existencias para todo el año.

Como sucede de hace más de una década, el proceso se realizará en la planta de Porto de Cambados, la empresa propiedad de la cofradía que se encarga del eviscerado, envasado y comercialización de la vieira. Este molusco no pasa por lonja debido a los requisitos a los que está sujeto desde el punto de vista sanitario, y toda la producción se destina a la factoría situada en Tragove.

La planta tiene capacidad para tratar tres toneladas diarias. El precio está estipulado. Los marineros cobrarán 5,50 euros por el kilo de vieira (que incluye una media de cinco piezas) y tienen garantizada la venta de la totalidad del molusco.