La casa de cultura de Nantes tendrá una nueva vida con una reforma integral

El Concello de Sanxenxo cuenta con un proyecto para mejorar el aislamiento del edificio y su apariencia valorado en 150.000 euros, que opta a una subvención de la Xunta
El estado actual del edificio. DP
photo_camera El estado actual del edificio. DP

La casa de cultura de Nantes lucirá una nueva cara y ganará en usabilidad gracias a la reforma integral proyectada por el Concello de Sanxenxo, con el objetivo de mejorar el aislamiento del edificio. Para hacer esto posible, el Gobierno local ya cuenta con un proyecto que está valorado en casi 150.000 euros, y que opta a una subvención de la Xunta destinada a obras de mejora en materia de eficiencia energética.

La obra proyectada supondrá un antes y un después para el edificio, que cuenta con dos plantas sobre rasante y, actualmente, tiene una antigua cubierta en teja. Además de esto, los pilares de la estructura están construidos en hormigón armado y forjados unidireccionales, mientras que las actuales carpinterías están compuestas a base de metal, vidrios simples y persianas. El sistema de calefacción del inmueble es de radiadores eléctricos.

Teniendo en cuenta el estado del edificio, el objetivo de las actuaciones que el Concello quiere acometer es mejorar el comportamiento energético de las instalaciones y, para ello, el proyecto apuesta por ejecutar una nueva cubierta formada por paneles tipo sándwich. Los parámetros básicos que se han tenido en cuenta a la hora de la elección del sistema de cubierta han sido la zona climática, el grado de impermeabilidad y recogida de aguas pluviales, según explicaron desde el Gobierno local.

Para resolver la fachada, se llevará a cabo un revestimiento orientado a ganar en aislamiento térmico, mientras que en el entresuelo se instalará en el encuentro con el suelo una acera mediante solera de hormigón y un zócalo de piedra que se colocará en la parte inferior de la fachada para protección de la misma.

En lo que respecta a las actuaciones que se acometerán en la carpintería exterior, cuyo acabado dará una nueva cara al edificio, cabe tener en cuenta que el espacio estará abierto visualmente al recinto en el que se encuentra y, por lo tanto, el proyecto de reforma propone una repetición modular de carpinterías metálicas con vidrios bajo emisivos y control solar, de una calidad muy superior a los actuales. La carpintería exterior que sustituirá a la vieja, será de aluminio y, además, también se instalarán persianas de lamas de aluminio para el control solar, un elemento del que actualmente no dispone el inmueble.

Comentarios