El Concello defiende el "carácter público de A Lanzada", acorde a las resoluciones judiciales

La Comunidad de Montes de Noalla programó una reunión el domingo y el Gobierno ve "falsas afirmaciones" en la convocatoria
Istmo de A Lanzada. DAVID FREIRE
photo_camera Istmo de A Lanzada. DAVID FREIRE

La titularidad del monte de A Lanzada vuelve a estar en el punto de mira. Tras las resoluciones judiciales que enfrentan al Concello de Sanxenxo y a la Comunidad de Montes de Noalla, el ejecutivo liderado por Telmo Martín se ha visto obligado a desmentir lo que considera "falsas acusaciones" difundidas en la convocatoria para una asamblea que los comuneros celebrarán este domingo y en la que, aseguran desde el Gobierno local, "utiliza al Concello como chivo expiatorio de su fracaso judicial".

Tras más de 20 años de litigios judiciales, con el coste económico que eso supone, todas las instancias han fallado en contra de la comunidad de montes de Noalla. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, la Audiencia Provincial de Pontevedra y los jurados de montes de Pontevedra y Galicia suman cinco resoluciones en contra de la demanda de los comuneros de Noalla, recordaron desde el Concello, que afeó que, "en lugar de informar de las resoluciones a los comuneros y vecinos", el presidente de la Comunidad de Montes "ha ocultado que los tribunales no le han dado la razón en ninguna de las tres zonas que reclamaba", como son el istmo de A Lanzada (que forma parte del deslinde de Costas) a los comuneros de O Grove, los terrenos donde se ubica el campo de fútbol, el colegio y un triángulo de terreno adyacente a estos, que los tribunales reconocen que son del Concello.

Sin embargo, para el Gobierno local, lo "más importante es que se trata de espacios de alta protección por su riqueza patrimonial y natural. El istmo de A Lanzada contiene bienes de alto valor patrimonial y, al igual que los terrenos del Concello, forma parte de la Red Natura 2000", aseguraron ya que, según la sentencia del TSXG de marzo de 2001, "un uso privativo de los vecinos resultaría cuanto menos contradictorio con la declaración de Red Natura 2000, Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Conservación".

El Gobierno local también quiso desmentir que la Romería de A Lanzada o la Festa da Ostra, que se celebran en la zona, se encuentren en peligro. "Las protecciones europeas como la Red Natura 2000 e internacional como el convenio Ramsar y patrimoniales que reúnen estos terrenos nunca pueden ser un problema, sino lo contrario, una oportunidad para los vecinos de Noalla", aseguraron, destacando la importancia de este enclave y su "carácter público". "El Gobierno trabaja para que este patrimonio y estos espacios naturales se conviertan en una oportunidad y una fuente de progreso de Noalla", manifestaron desde el Concello.

Comentarios