Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Culmina la primera fase de la reconstrucción del Faro Picamillo

La adjudicataria utiliza una plataforma de grandes dimensiones para realizar los trabajos. AUTORIDAD PORTUARIA
La adjudicataria utiliza una plataforma de grandes dimensiones para realizar los trabajos. AUTORIDAD PORTUARIA

Instalan con éxito el encofrado de cimentación ►Se prevé que la torre baliza esté operativa en marzo

Menos de dos meses después de iniciar su reconstrucción, la puesta a punto del Faro Picamillo avanza a un ritmo más que notable. El buen hacer de la firma adjudicataria de la obra, Marcor Xove, hace que la Autoridad Portuaria confíe en que la torre baliza pueda volver a estar operativa a lo largo del primer trimestre del próximo año.

Desde el inicio de la actuación, a finales de junio, los operarios ya han finalizado el encofrado de la cimentación de la infraestructura, cuya altura rondará los diez metros aproximadamente. En los últimos días se ha procedido a rematar el refuerzo del soporte, a través de un armado perimetral compuesto por varios micropilotes. Cabe recordar que para la reconstrucción de Picamillo se está utilizando una plataforma de 24 metros de largo y 18 de ancho, equipada con una docena de flotadores y patas de 48 metros, que permanecen ancladas en el fondo marino. Esta estructura cuenta con una grúa, dos cubas hormigoneras, una máquina de inyección y diverso material.

Durante el tiempo que duren los trabajos, las embarcaciones que habitualmente transitan por la ría de Pontevedra no podrán acercarse a menos de 150 metros de la zona en la que se está llevando a cabo esta actuación.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de nueve meses y se ha financiado a través del Fondo de Compensación Interportuario. Está previsto que el máximo responsable de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez Costa, se desplace en los próximos días hasta esta zona de la ría para presenciar "in situ" los trabajos de la puesta a punto del faro.

TEMPORAL. La torre baliza Picamillo se vino abajo durante el invierno de 2016. La infraestructura no pudo soportar las fuertes ráfagas de viento y el intenso oleajo provocados por la ciclogénesis explosiva "Kurt" y acabó siendo "tragada" por las olas.

En las semanas posteriores, técnicos de la Autoridad Portuaria se trasladaron al lugar en el que se ubicaba la infraestructura, cuya construcción databa de los años 30, para realizar una batimetría y determinar si finalmente sería posible reconstruir la torre, que se halla entre la Illa de Ons y Punta Faxilda (Noalla), a poco más de una milla de tierra firme.

El proyecto incluye elementos de seguridad para tratar de limitar, en la medida de lo posible, los impactos provocados por el fuerte oleaje.

Culmina la primera fase de la reconstrucción del Faro Picamillo
Comentarios