Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Se da a la fuga tras saltarse un radar en Baión cuando iba drogado, sin cinto y sin carné

Estado en el que quedó el coche del vecino de Ribadumia que se fugó tras saltarse un radar. DP
Estado en el que quedó el coche del vecino de Ribadumia que se fugó tras saltarse un radar. DP

Se trata de un vecino de Ribadumia, que concluyó su huida colisionando contra una señal

Efectivos del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra investigan por un delito contra la seguridad vial a un vecino de Ribadumia que en la madrugada del Día de Reyes se fugó en un control de velocidad y circulaba con el carné retirado judicialmente y sin cinturón de seguridad, al tiempo que dio positivo en la prueba de alcohol y drogas. 

Según informa el Instituto Armado, los hechos sucedieron sobre las 8,30 horas del pasado 6 de enero durante un control de velocidad que estaba establecido por un radar móvil, en la carretera PO-531, a la altura de la parroquia de Baión, en el municipio de Vilanova de Arousa, en un tramo de vía limitado a 50 kilómetros por hora. 

A esa hora, el radar detectó un turismo Skoda-Octavia que circulaba a 81 kilómetro por hora que, pocos metros después, desobedeció la señal de alto de la patrulla que pretendía notificarle la infracción y se fugó rodeando una rotonda por su lado izquierdo. 

La huida concluyó momentos después cuando el vehículo, debido "posiblemente al exceso de velocidad", apunta la Benemérita, sufrió una "aparatosa salida de la vía", añaden las mismas fuentes, y colisionó frontalmente contra con señal de tráfico. 

Al proceder a su identificación, la patrulla del Destacamento de Tráfico pudo constatar que el conductor, además de circular sin cinturón de seguridad, tenía vigente una suspensión judicial del permiso de conducir, por una conducción etílica y, a la vez, dio positivo en la prueba de alcohol y drogas.

DELITO CONTRA LA SEGURIDAD VIAL. Este vecino de Ribadumia ha procedido a ser investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, del que puede derivar una pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. 

Las diligencias instruidas por estos hechos han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Caldas de Reis. 
 

Se da a la fuga tras saltarse un radar en Baión cuando iba drogado,...