Sábado. 17.11.2018 |
El tiempo
Sábado. 17.11.2018
El tiempo

Denuncian la "matanza" de decenas de peces en la ensenada de A Toxa

Un pantalán en la isla de A Toxa. DP
Un pantalán en la isla de A Toxa. DP

José Cigarrán, un monitor de náutica que descubrió lo sucedido, atribuye este suceso a la pesca furtiva y lamenta que la Confraría no le diese la menor importancia

La presencia de decenas de peces muertos junto un pantalán situado en la isla de A Toxa (O Grove) fue denunciada públicamente este jueves por José Cigarrán, un monitor que participa en unas actividades relacionadas con la náutica recreativa.

El hallazgo se produjo durante la tarde del día 21 y la especie encontrada es una raya no comercializable, señaló. Este motivo, que Cigarrán atribuye a que no es comestible o bien a que su precio en el mercado no resulta rentable, es el que hizo que quienes las capturaron se deshiciesen de ellas, haciéndolo, además, en una zona donde está prohibida la pesca.

Esta especie se alimenta habitualmente de cangrejos, que son unos depredadores de almejas, agregó, además de señalar que hay otros peces muertos en el mismo lugar, aunque de un tamaño notablemente inferior. La gravedad de lo sucedido se incrementa teniendo en cuenta el escenario donde se registró (en la ensenada que se encuentra situada a pocos metros del Gran Hotel de A Toxa), porque se trata de una zona de desove y reproducción, dijo.

Afirma que no logró ponerse en contacto con el Seprona de la Guardia Civil para solicitarle que abra una investigación

 

Respecto a la responsabilidad de lo sucedido, José Cigarrán la atribuyó a pescadores furtivos y cifró en un centenar los ejemplares de raya muertos, que se suman a otros peces cuyo número no contabilizó.

"Al principio pensamos que eran bancos de arena que se habían movido, pero cuando bajó la marea nos dimos cuenta de que aquello tenía una forma de raya y grabamos unas imágenes", explicó Cigarrán antes de calificar de "masacre, con alevosía y premeditación" lo sucedido.

La causa de lo acontecido estriba en que los pescadores utilizaron unas redes cuyas celdas son de un tamaño muy pequeño y están destinados a la captura masiva de especies sin discriminarlas en función de sus características. "Las que no les sirvieron las desecharon, produciéndose una matanza masiva", lamentó. "Es una locura", agregó.

José Cigarrán explicó que se encuentra de vacaciones en O Grove y expuso que denunció lo sucedido en la Confraría de Pescadores de la localidad, donde no obtuvo la respuesta esperada. "Pasaron de mí olímpicamente", afirmó, además de apuntar que sus intentos para exponer lo sucedido ante el Servizo de Protección da Natureza de la Guardia Civil no fructificaron porque fue incapaz de ponerse en contacto con los agentes.

Denuncian la "matanza" de decenas de peces en la ensenada de A Toxa
Comentarios