Desakato pone patas arriba la primera jornada del Revenidas

Zoo, Los Chikos del Maíz o Fillas de Cassandra actuarán este viernes en Vilaxoán

Septiembre, y no octubre, es el mes que ha quedado roto después del derroche de energía y electricidad que protagonizó este jueves Desakato en Vilaxoán. Los asturianos, en plena gira de despedida tras dos décadas de punk a sus espaldas, fueron el plato fuerte de la primera jornada del Revenidas, en la que también sonaron con fuerza los lucenses Arrhythmia

En la cartuchera de Desakato quedaban seis conciertos antes de descargar este jueves uno de sus paquetes de municiones sobre el público del Reve, consciente de que ya no habrá casi más oportunidades (cinco, si queremos ser exactos) de escuchar en directo alguno de los himnos de la banda. Y vaya si las balas dieron en la diana.

Unas horas antes, eso sí, la Duendeneta daba el pistoletazo de salida al festival, antes de dar paso al ritmo gallenglishiano de la coruñesa Hydn

Con una mirada puesta en el escenario y la otra puesta en el cielo de O Salnés, que dio un respiro, el público del Revenidas acabó de entrar en calor con la llegada de Panteón Rococó. Los mexicanos ofrecieron la primera dosis de ska de un festival al que el sábado llegará una banda tan emblemática del género como Ska-P.

De la voz del Dr. Shenka salieron canciones como La dosis perfecta o La carencia, más desconocidas en España pero auténticos himnos en en hispanoamérica. 

Las guitarras tuvieron un pequeño paréntesis de decibelios para recibir a Sara Hebe. La argentina, que no se pudo ir ni pudo escapar antes de cantar sus canciones más conocidas, como El Marginal o Asado de fa, tuvo una buena conexión con el público arousano, que aplaudió su discurso feminista y bailó con su mix de ritmos, entre los que hubo tiempo para soltar un grito de ayuda para intentar frenar a la ultraderecha en Argentina.

En torno a las diez de la noche, y bajo una marea de aplausos y gritos, hizo aparición en el escenario principal la banda de la noche. Con una actitud más de saludo que de despedida, Desakato quebró la noche de Vilaxoán bajo las voces de Pablo y Pepo.

Ni medio segundo. Ni medio acorde. Ni la mitad de lo que tarda en armarse una guitarra tardó el público en hacer el primer pogo de la noche cuando, aún antes de saberlo, el baile de los empujones se inició al ritmo de Cuando salga el sol, una estrella que ya no estaba sobre el cielo cuando el calor (que necesito) corría a raudales entre el público revenidero.

La nostalgia se disfrazó de energía durante la mayor parte de la actuación, y allí fueron apareciendo, uno tras otro, los clásicos desakateros, sin parar, como animales hambrientos, desnudos tras el acorde final y la despedida, esta vez un adiós y no un hasta luego. 

Sin tiempo para lloros, el cumbiatón de Tremenda Jauría devolvió el buen rollo al recinto festivalero, donde se aliñó el ambiente con mucha cayena para recibir la poesía protesta de Ana Tijoux.

La música franco-chilena, una de las raperas más consagradas del mundo hispanoparlante, dejó su impronta en Vilaxoán. El combinado de ritmos latinos y mensajes cargados de antifascismo y proclamas de libertad para las mujeres dieron como resultado un combinado sutil pero potente; liviano para el oído, pero con peso para el alma. 

La electricidad regresó al Revenidas de mano de los lucenses Arrhythmya, ya bien entrada la madrugada, que espertaron a los incautos que amenazaban con irse dormir para invitarlos a su cea dos malditos.

The Skarnivals cerró la noche en Vilaxoán, que ya se prepara para vivir una potente jornada de viernes, con Zoo, Los Chikos del Maíz o Fillas de Cassandra como principales atractivos. 

Comentarios