domingo. 22.09.2019 |
El tiempo
domingo. 22.09.2019
El tiempo

El Ejército recrea en el Atlántico el trabajo que realizará en la Antártida

Adiestramiento de militares en Pedras Negras. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Adiestramiento de militares en Pedras Negras. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
Los trece militares que componen la dotación, en la que por primera vez hay tres mujeres, se adiestran en San Vicente do Mar para afrontar la misión que efectuarán en las frías aguas polares

Trece militares del Ejército de Tierra, que formarán parte de la dotación de la Base Antártica Española del Ejército de Tierra (BAE) 'Gabriel de Castilla' en la próxima Campaña Antártica, finalizarán mañana una semana de prácticas de navegación, con embarcaciones fuera borda, en el puerto de Pedras Negras (San Vicente do Mar). El adiestramiento en las aguas del Atlántico ha ido "según lo previsto", destaca el comandante Roberto Domínguez, que estuvo sobre el terreno observando las prácticas los militares realizaron en O Grove por quinto año consecutivo, aprovechando las posibilidades que les presentan las características de la costa de las Rías Baixas para practicar estas acciones.

Las embarcaciones neumáticas que usaron en el entrenamiento fueron del mismo estilo que las necesarias para navegar en las frías aguas polares durante los cuatro meses de duración de la campaña (desde finales del próximo mes de noviembre o principios de diciembre hasta finales de marzo o principios de abril del próximo año). El destino será la BAE 'Gabriel de Castilla', que se encuentra en la Isla Decepción, en el archipiélago de las islas Shetland del Sur, a apenas 100 kilómetros al norte del continente antártico y a más de mil de la costa sudamericana.

Los miembros de la XXXIII Campaña Antártica del Ejército de Tierra contaron con el apoyo del Batallón de Zapadores VII, perteneciente a la Brigada 'Galicia VII' (Brilat), en lo referente al material técnico necesario para la realización de las prácticas y gestión de las instalaciones. Los integrantes de la dotación contaron con chalecos de calor, escarpines, máscaras de buceo, aletas, chalecos hidrostáticos, radios VHF, GPS, trajes de supervivencia, embarcaciones FC-470 y motores Evinrude E-TEC 40 CV.

Los militares tendrán que enfrentarse a sensaciones térmica de hasta 25 grados bajo cero

"El objetivo ha sido que el personal adquiera la capacidad suficiente para el movimiento con seguridad en agua y, además, mejorar el grado de cohesión de la dotación", subraya el comandante Domínguez. Además, destaca que entre los profesionales que participarán en la misión (seleccionados entre casi 200 voluntarios) se encuentran por primera vez tres mujeres al mismo tiempo.

En la XXXIII edición de la Campaña a la Antártida (la más antigua que organiza el Ministerio de Defensa, en colaboración con el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades), los militares tendrán que enfrentarse a sensaciones térmica de hasta 25 grados bajo cero, vientos de hasta 120 kilómetros por hora o a los riesgos de la convivencia con un volcán que se encuentra activo.

El Ejército recrea en el Atlántico el trabajo que realizará en la...
Comentarios