Siete empresas optan a reformar la plaza de Vilalonga

El proyecto, que ampliará su superficie, está valorado en más de 700.000 euros y cuenta con un plazo de cinco meses
Infografía del resultado final de la humanización de la plaza. DP
photo_camera Infografía del resultado final de la humanización de la plaza. DP

La esperada reforma de la Praza Pública de Vilalonga ya tiene candidatas. Se trata de siete empresas que optan a la obra valorada en un total de 785.137 euros, y que cuenta con un plazo de ejecución de cinco meses: Construcciones Alea, Construcciones E.C.Casas, Movimientos de Áridos y Construcciones Arosa S.L., Narom S.L., Ogmios Proyecto S.L., Oresa Construcción y Servicios Globales S.L. y, por último, Praxe Servicios y Obras, S.A.

Con el plazo para presentar propuestas ya concluido desde la jornada de este lunes, se espera que en las próximas semanas el Concello proceda a adjudicar la obra, que supondrá la definitiva humanización del entorno, eliminando el tráfico rodado, aunque manteniendo el acceso de servicio al campo de fútbol. El espacio se convertirá en una zona versátil con aceras amplias en el lado de la plaza y en el opuesto, y se propondrá la limitación de 20 km/h en el tramo de la PO-505.

Para potenciar la zona infantil, se suprimirán las barreras físicas existentes, así como el graderío perimetral, que perjudican el acceso a la plaza. Por el contrario, la zona central del graderío se impulsará a nivel de usabilidad, con la construcción de una pérgola de estructura de acero galvanizado, cuyos pilares seguirán la línea de los troncos de abedul, con el objetivo de habilitar la realización de eventos culturales y deportivos con sombra durante la temporada estival.

Con estas mejoras, la plaza incrementará su espacio útil, que pasará de los 4.011 metros cuadrados actuales a los 5.280 metros cuadrados, que se ganarán en las inmediaciones de la PO-505 y del campo de fútbol.

El bar será público

Tanto el palco como el bar existentes serán reformados dentro del mismo proyecto, con lo que se conseguirá que, en el caso del bar, pase a dar servicio a toda la plaza, más allá del campo de fútbol, que atiende actualmente de forma exclusiva. En el caso del campo, se prevé también la mejora de sus accesos, además de la plantación de abedules que sirvan de barrera entre la carretera y la plaza.

De esta forma, tras la obra, la plaza incluirá tres necesidades: zona infantil, una zona para realizar pequeños eventos y otra para eventos mayores.