"'Esto es un atraco, dame todo el dinero', me ordenó con un cuchillo"

La propietaria de Gomilulas, de Portonovo, entregó unos 500 euros y su reloj al ladrón, que ya fue detenido junto con su compinche
Fachada del establecimiento donde se registró el robo. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Fachada del establecimiento donde se registró el robo. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Los agentes de la Policía Local de Sanxenxo detuvieron, durante la madrugada del domingo, a dos hombres poco después de que hubiesen perpetrado un robo con intimidación cuyo escenario fue un establecimiento situado en Portonovo, concretamente en la Avenida de A Lanzada, frente el Parque do Espiñeiro, denominado Multitienda Gomilulas.

En una nota emitida a media mañana de este domingo, el Goberno local de Sanxenxo precisó que este hecho delictivo se produjo en torno a las 00.40 horas.

Uno de los protagonistas de esta acción entraba en el local, amenazando a la dependienta encargada del mismo con un cuchillo. De este modo, logró hacerse con la recaudación que se encontraba en la caja registradora (una cantidad que ronda los 500 euros), y también se llevó el teléfono móvil de la mujer.

Inmediatamente, el ladrón huyó del lugar, acompañado por el otro asaltante. A continuación, cada uno se fue por su lado, tomando direcciones distintas.

Pero no iban a llegar muy lejos porque los agentes de la Policía Local enseguida lograban dar con el paradero de uno de ellos, y tras iniciar la investigación en una actuación conjunta con los efectivos de la Guardia Civil, detenían a los dos hombres en Sanxenxo como presuntos autores del delito.

Uno conseguía huir en un primer momento, pero no tardó en ser interceptado minutos más tarde. Las fuerzas de seguridad lo encontraron cuando trataba de esconderse entre unos matorrales.

Uno de ellos es de nacionalidad de República Dominicana, y su compañero de fechorías es español, según indica el Concello de Sanxenxo. Ambos tendrán que declarar en los Juzgados de Cambados después de que haya sido instruido el correspondiente expediente policial.

Pasamontañas. "Estaba trabajando y de repente vi entrar a un hombre con un pasamontañas, esto es un atraco, me dijo, dame todo el dinero, me ordenó amenazándome con un cuchillo", explica la propietaria de Gomilulas. "Se lo entregué, tenía el teléfono sobre el mostrador y también se lo llevó, a pesar de que le pedí que no lo hiciera", agrega.

"Se llevó la recaudación del día y el cambio, y afuera lo estaban esperando dos personas, su compañera y otro hombre, que se encargaban de vigilar la zona después de echar a unos niños que estaban jugando", apunta.

Eran las seis de la madrugada cuando llegó a casa, después de haber presentado una denuncia. A pesar de la rápida intervención policial, no logró recuperar el dinero ni el teléfono móvil, indica.

Tras lo sucedido, afirmó que bloquearán la puerta de noche y atenderán a través de la ventanilla, además de reclamar al Concello que dote de iluminación la zona, ya que se encuentra frente al Parque do Espiñeiro y carece de iluminación, argumenta.