Estafan 40.000 euros a un vecino de Cambados con el timo del hijo en apuros

Los estafadores se hicieron pasar por su hija y le pidieron dinero urgente 
Una investigadora de la Guardia Civil. DP
photo_camera Una investigadora de la Guardia Civil. DP

La Guardia Civil de Pontevedra investiga a cuatro personas asentadas en Barcelona por estafar, a través del método del hijo en apuros, 39.731,08 euros a un vecino de la localidad pontevedresa de Cambados

Según ha informado el Instituto Armado, la operación Ruliña comenzó en mayo del pasado año cuando la víctima recibió un mensaje de Whatsapp en el que su interlocutor le informaba de un cambio de línea telefónica y se identifica como su hija. 

De esta forma, le pidió dinero para hacer frente a unos pagos, para los que los presuntos autores del delito, hicieron alusión a la necesidad y urgencia del abono. 

La víctima, convencida de que estaba comunicándose con su hija, realizó 11 transferencias a diferentes cuentas bancarias. 

Los agentes encaminaron su investigación en el seguimiento, estudio y análisis del importe defraudado ya que utilizaron "múltiples cuentas bancarias". 

"Movimiento rápido" de la cantidad defraudada

De esta forma, los agentes identificaron la existencia de una organización, de edades comprendidas entre los 21 y 27 años, y, como resultado, identificaron a cuatro personas asentadas en Barcelona y con antecedentes policiales por hechos similares y son investigados por su presunta implicación en un delito de estafa y blanqueo de capitales. 

Las personas investigadas efectuaron "un movimiento rápido" de la cuantía defraudada. Así, de las 11 transferencias iniciales emitían a su vez nuevas transferencias, compras online y disposiciones en cajeros, "probablemente en un intento de eludir la actividad policial, lo que son indicios de conductas relacionadas con el blanqueo de capitales. 

La diligencias fueron entregadas en el juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de guardia de Cambados.

Estafa del hijo en apuros

La Guardia Civil ha explicado que este timo consiste en contactar desde un número desconocido, generalmente mediante mensajería instantánea, con la posible victima haciéndose pasar por su hijo con el pretexto de la ruptura o pérdida de su teléfono móvil. 

A raíz de ahí, el ciberdelincuente entabla conversación para ganarse la confianza y solicitar una cuantía económica con cualquier pretexto.