Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

La familia de Marcial Dorado se atrinchera en la mansión de A Illa de Arousa

La suntuosa propiedad que en su día mandó levantar Marcial Dorado en A Illa. DAVID FREIRE
La suntuosa propiedad que en su día mandó levantar Marcial Dorado en A Illa. DAVID FREIRE

El reciente anuncio de que la propiedad ha sido registrada a nombre del Estado no preocupa a la pareja del narco, que vive allí ▶ La Policía ya acudió al lugar e identificó a los ‘okupas’, que recibieron un ultimátum para abandonar el inmueble antes de final de mes

Más de tres años han transcurrido ya desde el dictamen del Tribunal Supremo que incluía el decomiso definitivo de la mansión de Marcial Dorado en A Illa de Arousa. Hace poco más de un mes, la responsable del Plan Nacional Sobre Drogas anunciaba en Vilagarcía que la propiedad ya había sido registrada a nombre del Estado. Sin embargo, Otilia Ramos sigue disfrutando del lujo que obtuvo merced a las actividades ilícitas cometidas por su famosa pareja y por ella misma, condenada en el mismo proceso por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico que afecta al Señor do Fume que dio el salto a la cocaína.

Si una persona no puede hacer frente a su hipoteca, los bancos no tardan mucho en activar los resortes oportunos para arrebatarle sus bienes. Si la Justicia ordena el embargo de una propiedad a un narcotraficante, sin embargo, éste o sus familiares más directos no se ponen nerviosos. Saben que pueden seguir disfrutando de ella durante años, quizás para siempre. En esa tesitura debe estar la pareja del encarcelado Dorado, muy conocido en Galicia desde inicios de los 80 por su relación con el Winston de Batea pero que no saltó a la fama nacional hasta la aparición de las famosas fotos vacacionales en compañía de Alberto Núñez Feijóo.

Lo cierto es que la sociedad estatal encargada de realizar las gestiones encaminadas a la venta de la lujosa mansión (probablemente la más valiosa de cuantas siguen a día de hoy en manos de los narcos gallegos o de sus familiares) no ha podido acceder a la misma por la presencia en ella, en calidad de "okupa" pero con las llaves, de la pareja de Marcial, que disfruta de más de 4.000 metros de parcela, más de 1.000 de edificación, piscinas, jardines, pistas de tenis y un sinfín de comodidades adquiridas con los beneficios del lucrativo negocio al que se dedicó su allegado a lo largo de los años. La Policía ha tenido que llamar a la puerta de la vivienda, identificando a Otilia y al hijo menor que tiene en común con el contrabandista. La mujer no mostró la intención de abandonar la villa, para lo que se le otorgó un plazo que vence a finales de mes y que precederá a acciones más contundentes.

Dorado, que ya tenía antecedentes por cohecho, recibió su primera condena por narcotráfico en 2009, un dictamen que adquirió firmeza dos años después. A los diez años de cárcel que le fueron impuestos por su participación en el intento de introducción de varias toneladas de cocaína a bordo del South Sea se unió una segunda investigación por blanqueo de capitales iniciada de forma simultánea en España y en Suiza y que determinó que lavó al menos 21 millones de euros mediante las más diversas argucias.

Las autoridades helvéticas se sorprendieron al ver las ingentes cantidades de dinero que había ingresado en metálico en diversas cuentas "sin documento alguno que justificase las transacciones". El dinero negro fluía hacia Suiza. A pesar de que uno de sus socios en el país alpino fue absuelto, los ingresos multimillonarios en al menos 16 cuentas que abrió en el país neutral y la creación de sociedades en Islas Vírgenes, Panamá, Belice, Bahamas, Liberia, Lietschenstein y por supuesto, España y Portugal, a su nombre y al de testaferros, fueron el detonante de una investigación que explotó cuando Dorado decidió repatriar parte de su fortuna con el apoyo de un guardia civil y la firma Programallo.

La sentencia, firme en 2016, incluyó, además de seis años de prisión que cumple en la actualidad, el comiso definitivo de todas las sociedades y los bienes inscritos a su nombre, entre ellos la conocida Quinta do Feital, en Portugal, y la mansión de Lagartiño, un idílico enclave en la Ría de Arousa. Sobre el papel pertenecía a Inmobiliaria Marli, una firma creada por la pareja Dorado-Ramos para adquirir la propiedad a la exmujer del narco. Una curiosidad: como parte del pago, ésta recibió un dúplex en la calle Lepanto de Pontevedra.

PROPIEDAD2.

La familia de Marcial Dorado se atrinchera en la mansión de A Illa...
Comentarios