Fardos que contenían harina, no 'fariña'

Dos paquetes de 20 kilos aparecen en una playa de Cambados. Pensar obvio sería un error: no era cocaína
Fardo falso de cocaína Cambados. DP
photo_camera Fardo falso de cocaína Cambados. DP

Dos fardos plastificados y envueltos con cinta aislante parduzca aparecen al amanecer en la playa de Tragove, en el corazón de Cambados. No sería descabellado pensar lo obvio: que estos dos paquetes, idénticos a los utilizados para transportar cocaína, y hallados en una zona que por desgracia es célebre por ser cuna del narcotráfico, fuesen restos de una descarga nocturna y que en su interior hubiese, en efecto, cocaína. Pero, por raro que parezca, no era así: lo que contenían era poliespan y harina —también blanca y en polvo, pero nada de droga—.

La supuesta fariña, por tanto, no era tal y en principio todo se quedará en anécdota, puesto que no se ha constatado que sean contaminantes, ya que —a diferencia de los sacos de pellets— no semeja que hayan perdido carga durante su travesía a la deriva hasta la costa. De todas formas, la Guardia Civil investiga su origen.

La —falsa— alarma la dieron varios vecinos de la zona que hicieron gala de una honorabilidad a prueba de fuego ante dos fardos de 20 kilos cada uno que, si alojasen lo que se le presuponía, valdrían un millón de euros en el mercado negro, habida cuenta de que cada kilo de cocaína se paga a alrededor de 25.000 euros.

Pero ni tuvieron la tentación: avisaron a la Guardia Civil, que se sorprendió al no hallar rastro de cocaína. La prueba reactiva, de resultado negativo, refrendó la falsa alarma. Además de estupefacción hubo también una sensación de cierto alivio por que se haya evitado lo que pasó en A Lanzada en 2008, cuando los narcos quemaron una planeadora tras lanzar al mar los fardos, que fueron apareciendo los días siguientes en las playas de la zona. Hay sospechas fundadas de que la Guardia Civil no recupe ró todos. Y esos sí  eran de cocaína.

Comentarios