Greenpeace pide más vegetación en la calle Arcebispo Lago de Vilagarcía

Imagen de la céntrica Praza de Galicia de Vilagarcía. GONZALO GARCÍA
photo_camera Imagen de la céntrica Praza de Galicia de Vilagarcía. GONZALO GARCÍA

 Greenpeace cuestiona el proyecto para la humanización de la calle Arcebispo Lago, de Vilagarcía. Esta organización ecologista entiende que las peatonalizaciones son positivas para la ciudad, su medioambiente, la calidad del aire y sus habitantes, pero demanda que las intervenciones "contemplen e integren el verde urbano, algo que el Concello está olvidando en sus planteamientos".
 

Este colectivo reconoce que actuaciones como las de la Praza de Galicia o Camilo José Cela, mejoraron la habitabilidad, "pero tienen un enorme déficit de cobertura vegetal, especialmente arbórea, y suelos naturales, haciéndolas casi inhabitables en los meses de más calor".
 

Argumenta que el verde urbano es beneficioso para la salud y ayuda a combatir la contaminación, a mitigar las temperaturas altas en los meses más cálidos, evitar inundaciones y hacer ciudades más resilientes frente al cambio climático, entre otros muchos beneficios.
 

Por estas razones, Greenpeace pide al Concello de Vilagarcía que modifique el proyecto de Arcebispo Lago introduciendo más cobertura arbórea y suelos naturales y corrija las deficiencias en lo que denomina «lugares grises.

Transformar las ciudades para crear lugares sostenibles, de emisiones cero y verdes, también implica renaturalizar espacios urbanos como en los márgenes del Río do Con o en la franja de playa de Compostela más cercana al casco urbano, sugiere.