martes. 18.05.2021 |
El tiempo
martes. 18.05.2021
El tiempo

O Grove espera que el comité clínico levante su cierre

Julio García Comesaña y Alberto Núñez Feijóo, tras una reunión del comité clínico. LAVANDEIRA JR. (EFE)
Julio García Comesaña y Alberto Núñez Feijóo, tras una reunión del comité clínico. LAVANDEIRA JR. (EFE)
El doctor Muíño señala el "discreto incremento" de contagios en Galicia y apunta que "vale la pena el último esfuerzo"

Los alcaldes de A Pobra do Caramiñal, Xosé Lois Piñeiro, y de O Grove, José Cacabelos, han confiado en el comité clínico que asesora a la Xunta en la toma de decisiones en la pandemia por el coronavirus decida este martes el alivio de restricciones y, por lo tanto, se levante el cierre perimetral y de la hostelería.

La reunión de los asesores de la Xunta y dirigentes del Gobierno gallego tiene encima de la mesa la evaluación ya con diez de implantación de los últimos grandes cambios, que supusieron pasos adelante en la desescalada. Principalmente, se trató de cambiar el toque de queda y retrasarlo hasta las 23 horas y permitir que los establecimientos de hostelería con licencia de restaurante pudiesen servir cenas.

En el caso de A Pobra y O Grove -que junto a Cualedro, Carballeda de Valdeorras y Vilanova de Arousa están ahora cerrados- llevan varias semanas en el nivel máximo de restricciones y, en declaraciones a Europa Press, han asegurado que la evolución es buena y que en los dos casos la incidencia del covid se sitúa en niveles de mayor alivio frente a la situación actual, ya sea nivel medio alto o nivel medio.

"Esperamos que se pueda", ha manifestado el alcalde de A Pobra, quien ha remarcado que en el caso de que no se alivie el nivel de restricciones sería "la tercera reunión" --entre comité y subcomité-- en la que teniendo datos compatibles con otros niveles de restricciones, el municipio barbanzano se quedaría cerrado.

Xosé Lois Piñeiro ha pedido que se empleen los "mismos criterios" para todos los ayuntamientos

Dicho esto, el alcalde de A Pobra do Caramiñal ha aclarado que el ayuntamiento "acatará las decisiones" del comité clínico y "velará por que se cumplan". "Otra cosa es que consideremos excesivas" que se mantengan, ha puntualizado.

Xosé Lois Piñeiro ha pedido, asimismo, que se empleen los "mismos criterios" para todos los ayuntamientos a la hora de aplicar las medidas, que en el caso de A Pobra y O Grove se remontan al 8 de abril. A falta de los últimos datos, a 14 días la incidencia en este municipio se situaba en el rango de 150 a 250, según dijo el alcalde, y a siete días entre 25 y 75, con entre tres y seis casos en la última semana.

O GROVE. Por su parte, el regidor de O Grove, José Cacabelos, ha destacado que la situación en el ayuntamiento es de "franca mejoría" y ha manifestado que, por los datos que registra este municipio, "no se justificaría" seguir en el máximo nivel de restricciones.

Cacabelos ha señalado que para esta localidad "es importante", tanto para que los grovenses "puedan moverse libremente como cualquier otro galelgo", como para poder activar la hostelería.

"No se justificarían las restricciones máximas", ha apuntado el alcalde de O Grove

Los datos con los que cuenta apuntan que la incidencia a siete días está por debajo de 100 y a 14, "sobre los 250". Con datos actualizados de hoy, cuenta con 36 casos, dos menos.

"No se justificarían las restricciones máximas", ha apuntado el alcalde de O Grove, quien ha apuntado que este ayuntamiento está en la media de O Salnés y "no es el que peor está" del área sanitaria.

PRUDENCIA. En la misma línea de las manifestaciones expresadas por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que apela a la prudencia aunque asegura que Galicia está a punto de "sortear la cuarta ola", el doctor Xosé Luis Muíño ha manifestado que "vale la pena hacer el último esfuerzo" para mantener la situación de la comunidad.

"Efectivamente, estamos en una situación de meseta, otros le llamamos de valle --una tercera ola que subió muy rápido y bajó--, con un discreto incremento, muy discreto, y por lo tanto, estamos viendo el fin del túnel, la luz", ha manifestado este médico de familia del área sanitaria de Ourense, en declaraciones a Europa Press, previas a la reunión del miércoles.

Sin embargo, no se esperan "grandes decisiones" en la reunión de este martes, si bien ha reconocido que hay que empezar a preparar la situación para a partir del 9 de mayo

El doctor Muíño ha destacado que Galicia "está vacunando muchísimo", pese a lo que se observa esa "discreta tendencia ascendente", de manera que se ha reafirmado en que "vale la pena el último esfuerzo para poder minimizar esta posible cuarta ola".

Aunque no ha podido adelantar los cambios, ya que falta analizarlos este martes con los datos más recientes, el doctor Muíño ha indicado que "puede haber" modificaciones para los ayuntamientos de O Grove y A Pobra, los qoue más tiempo llevan en el nivel alto de restricciones del grupo de cinco que hay actualmente, entre los que Vilanova acaba de iniciar este lunes su cierre perimetral. "Puede haber decisiones favorables", ha dicho.

Sin embargo, no se esperan "grandes decisiones" en la reunión de este martes, si bien ha reconocido que hay que empezar a preparar la situación para a partir del 9 de mayo si se levanta, como está anunciado, el estado de alarma.

Con todo, sí ha reconocido que las decisiones que se van a adoptar "van a tener en cuenta" esta fecha, tras la cual, y a falta de lo que digan los asesores jurídicos, espera que Galicia pueda seguir apliando medidas "quirúrgicas", en palabras del conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para evitar cualquier incremento de los contagios.

El integrante del comité clínico que asesora a la Xunta ha destacado la capacidad de vacunación de Galicia

Sobre el futuro de la progresiva apertura, incluido el ocio nocturno, Xosé Luis Muíño ha apuntado que "la idea es efectivamente desescalar en prácticamente todas las materias, incluida lógicamente el ocio nocturno", pero en principio se moverá por la "prudencia", por lo que en esta reunión del martes "no" está previsto "ningún cambio no esperable".

El integrante del comité clínico que asesora a la Xunta ha destacado la capacidad de vacunación de Galicia y ha convenido que la evolución de la inmunización está condicionada por la llegada de las vacunas. Al respecto, ha insistido en que es "prioritario" vacunar a las personas más vulnerables y se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con que, si se termina con el grupo etario de 70 a 79, las dosis de Pfizer deberían destinarse al colectivo de 65 a 69 si no llegan las de Astrazeneca.

"Si no hay vacunas de Astrazeneca, no hay ningún motivo", ha afirmado el médico de atención primaria.

O Grove espera que el comité clínico levante su cierre
Comentarios
ç