La Guardia Civil investiga una ciberestafa a un vecino de Meaño

Efectivos del puesto de Sanxenxo estudia el caso en el que una vecina de Asturias le habría estafado 350 euros
Un agente de la Guardia Civil trabaja en un ordenador. GC
photo_camera Un agente de la Guardia Civil trabaja en un ordenador.GC

La Guardia Civil investiga a una vecina de Mieres (Asturias) como presunta autora de una estafa que sufrió un vecino de Meaño después de haber adelantado el importe de la compra de ordenador a través de internet.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de febrero cuando este vecino de Meaño denuncia en el Puesto de la Guardia Civil de Pontevedra que no había recibido un ordenador que había comprado a través de internet, pese a que había cumplido el acuerdo pactado de adelantar el importe que ascendía a 350 euros.

Las pesquisas para el esclarecimiento de la presunta estafa llevaron a los efectivos del Puesto Principal de la Guardia Civil de Sanxenxo a la identificación del presunto autor en la Comunidad Autónoma de Asturias.

Se trata de una mujer de 32 años, con antecedentes policiales y vecina de la localidad de Mieres, fue localizada y notificada como investigada por los componentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en su misma localidad, como presunta autora de un delito de estafa y usurpación de identidad, había cuenta de que, para ocultar su identidad, estaba utilizando la cuenta corriente de un joven que se encontraba en prisión.

Las diligencias instruidas se entregaron en el Juzgado de Instrucción de guardia de Cambados, donde deberá comparecer la persona investigada cuando sea requerida por la autoridad judicial.

ALGUNOS CONSEJOS PARA EVITAR ESTAFAS. En las compras por Internet se recomienda seguir unas mínimas normas de seguridad, como configurar adecuadamente el router WiFi doméstico para que terceros no puedan conectarse a la red; y evitar páginas Web que no ofrezcan ningún dato identificativo que permita su localización.

No comprar cuando un anuncio u oferta llegue de un sitio desconocido o no solicitado (pueden ser fuente de spam o de phishing); y recomienda desconfiar de anuncios de ofertas cuando el anuncio esté en un lenguaje con incorrecciones o mal redactado; así como evitar las redes de conexión públicas o sin proteger con contraseña de acceso, así como realizar estas operaciones en locutorios y similares.

Asimismo, se recomienda intentar, siempre que se pueda, el pago contra reembolso y que, si se le solicita pagos por adelantado en una página online, no hacerlo. También se recuerda que se debe huir de los precios excesivamente bajos con relación a los precios de mercado ya que pueden esconder una estafa o fraude.