Huye con una furgoneta robada en O Grove y acaban rescatándolo tras caerse al mar con ella

Unos marineros locales rescataron al individuo y lo llevaron a tierra con síntomas de hipotermia en barco, mientras que el vehículo se hundió cerca del muelle
Dispositivo policial en el entorno del muelle de O Grove. DS
photo_camera Dispositivo policial en el entorno del muelle de O Grove. DS

Gran revuelo este martes en O Grove con la huida, persecución y posterior rescate en el mar de un hombre, vecino de Brión (A Coruña), de 40 años, que fue el protagonista de un operativo policial tras robar una furgoneta de reparto de medicinas cargada de mercancía.

El sujeto, según fuentes consultadas por este periódico, habría aprovechado un despiste del repartidor, que por las prisas del momento dejó las llaves del vehículo en el contacto mientras realizaba una entrega en una de las farmacias de O Grove, para hacerse con el vehículo.

Según los agentes que acudieron al lugar de los hechos, informados por los testigos presenciales, el hombre habría aparcado un coche marca Renault Scenic en la calle Luis Antonio Mestre para apearse de él y, seguidamente, subirse a la furgoneta de reparto en el momento en el que la abandonó su conductor. Fue en ese momento cuando emprendió la fuga a bordo del vehículo robado, conduciendo a toda prisa por las calles cercanas al lugar de los hechos, sin que fuera posible seguirle la pista.

Una vez dada la voz de alarma a los cuerpos de seguridad, la Policía Local de O Grove estableció un perímetro de vigilancia y un dispositivo de búsqueda, bloqueando la salida de la península por la zona de O Vao para evitar su huida. Sin embargo, el conductor a la fuga, en el fragor del momento, y por motivos que se desconocen, decidió dirigirse hacia el muelle de O Grove, desde donde los servicios de emergencias recibieron una alerta sobre un vehículo caído al mar, que no resultó ser otro más que la furgoneta sustraída, cargada de medicamentos, con el ladrón a bordo.

Unos marineros locales que faenaban en la zona a bordo del barco Silbor fueron quienes rescataron al hombre y lo llevaron a tierra con síntomas de hipotermia y desorientado, mientras que la furgoneta se hundía en el agua.