Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

El 'jardín botánico' de Noalla

Estado actual del terreno del Pazo. D.P.
Estado actual del terreno del Pazo. D.P.

LA FINCA DEL PAZO DE QUINTÁNS ► Las tareas de limpieza acometidas en los terrenos exteriores del emblemático enclave han servido para retirar toneladas de plantas invasoras y maleza, dejando al descubierto bancos y mesas de piedra y un hórreo de gran tamaño

APENAS UN PAR de semanas han sido suficientes para que los trabajos de limpieza de los jardines del Pazo de Quintáns hayan experimentado un cambio radical. Hasta el inicio de las obras, el aspecto que presentaba la zona exterior de la parcela en la que se encuentra el histórico inmueble poco tenía que ver con su esplendoroso pasado. El desbroce y retirada de maleza, "unha auténtica selva", en palabras del alcalde, Telmo Martín, ha transformado por completo en enclave. Así, por primera vez en más de una década, se puede empezar a atisbar el encanto y la riqueza de un enclave que el Concello de Sanxenxo quiere reconvertir a medio plazo en un museo vinculado a la historia de A Lanzada y de la propia parroquia de Noalla.

La limpieza de los jardines ha servido para dejar a la vista una hectárea que, hasta el momento, permanecía totalmente oculta. Tal era la altura de la maleza que algunos de los elementos ornamentales más importantes del pazo no se podían ver a simple vista. Ocurría, por ejemplo, con una mesa y unos bancos de madera situados a pocos menos del inmueble. "Aí foi onde firmei a compra do Pazo de Quintáns no ano 2005", rememora el regidor "popular" mientras pasa revista a la parcela, haciendo caso omiso de la lluvia y el viento. Las inclemencias meteorológicas de los últimos días no han frenado el avance de los trabajos de adecentamiento, que dieron comienzo a finales del pasado mes de octubre y que están prácticamente finalizados. La Administración sanxenxina invirtió 15.000 euros en esta actuación. La partida fue otorgada por la Xunta de Galicia, a través del Fondo de Compensación Ambiental.

Entre el patrimonio del Pazo de Quintáns que se encontraba "secuestrado" por la maleza se encuentra un enorme hórreo, que apenas podía atisbarse hasta hace unas semanas. Además, el nuevo look del jardín también sirve para poner en valor un enorme abeto, de cerca de 20 metros de altura. Se trata de un ejemplar que el Concello quiere mimar y que en su día sobrevivió al impacto de un rayo.

Para dejar los terrenos en tan buen estado, los operarios tuvieron que retirar toneladas de maleza, plantas invasoras y trepadoras. Ahora, el "tesoro botánico" de Quintáns, como lo califica Telmo Martín, vuelve a escena.

Un gran muro de piedra divide la finca en varias zonas. Una de ellas, de gran extensión, podría empezar a ser utilizada por el Ayuntamiento muy pronto, antes incluso de que dé comienzo la rehabilitación integral del inmueble (la adjudicación de esta obra podría realizarse antes de que finalice este año). Martín entiende que la explanada reúne las condiciones necesarias para acoger eventos y actividades "para o goce dos veciños. Poderíase habilitar unha gran carpa e ofrecer un espazo para diferentes iniciativas». Además, existe otra parcela, más modesta, que el Concello no descarta utilizar como aparcamiento. "Alí hai espazo suficiente para 40 ou 50 automóbiles", calcula el regidor popular, que entiende que dotar a este enclave de plazas de estacionamiento es muy importante, ya que actualmente no dispone de ninguna en sus alrededores.

PROYECTO ESTRELLA. La "resurrección" del Pazo de Quintáns de Noalla, construido en el siglo XVI, es uno de los proyectos estrella del binomio Partido Popular - Sanxenxo Agrupación Liberal (SAL). De hecho, esta actuación figura en el pacto de Gobierno firmado en mayo de 2017, tras la disolución del tripartito.

Para hacer realidad la recuperación de la histórica vivienda, que permaneció habitada hasta finales de la década de los 90, el Concello contará con un presupuesto que rondará los 1,9 millones de euros aproximadamente. Además de aportar fondos propios, también recibirá una ayuda por parte del Estado. El estado actual en el que se encuentra buena parte del inmueble es muy deficiente. Tanto es así, que el deterioro de los suelos y de la cubierta hace que resulte peligroso acceder al interior de las instalaciones, hecho por el cual el Ayuntamiento mantiene la parcela cerrada a cal y canto desde hace meses.

El proyecto incluye también la rehabilitación de la capilla, donde se halló en 2016 una imagen de la Virgen de la Quinta Angustia.

El 'jardín botánico' de Noalla
Comentarios