Juan Carlos I regresa a Sanxenxo, previo encuentro con Felipe VI

El rey emérito aterrizó en Santiago este martes por la tarde, y pasará toda la semana en el municipio ▶ Este domingo se cumplen dos años de la primera visita tras su marcha a Abu Dabi

El rey emérito, este martes, a su llegada a Sanxenxo. EFE/SALVADOR SAS
photo_camera El rey emérito, este martes, a su llegada a Sanxenxo. EFE

Justo cuando realiza su tercera visita en este 2024 a Sanxenxo, Juan Carlos I protagoniza dos aniversarios: el primero fue precisamente este martes, ocasión en la que volvió a poner los pies en Galicia apenas tres semanas después de su última visita, y en la que se cumplen 62 años de su boda con doña Sofía, una fecha que ambos han vivido totalmente separados, y que coincidió con la reciente visita a Lugo de la reina emérita, donde visitó el Banco de Alimentos el pasado lunes. En la segunda efeméride, que tendrá lugar este domingo, 19 de mayo, se cumplen dos años desde el regreso de Juan Carlos I a España tras su marcha a Abu Dabi por presuntas irregularidades financieras, vía Sanxenxo.

De aquella primera visita hasta la que el rey emérito acaba de iniciar en el municipio, y que prevé alargar toda la semana, muchas cosas han cambiado, aunque no el papel protagonista que, fruto de la casualidad, volvió a cobrar este martes su hijo, Felipe VI. Y es que ambos mantuvieron un encuentro inesperado a pie de pista en el aeropuerto de Foronda (Vitoria), donde en primer lugar tomó tierra el jet privado de Juan Carlos I, procedente de Ginebra (Suiza), que hizo escala en capital alavesa para que el emérito pudiera someterse a uno de sus habituales chequeos médicos antes de volar a Galicia. Allí, cinco minutos después, aterrizaba también el avión oficial de Felipe VI, desviándose de su destino en San Sebastián, a causa de las condiciones meteorológicas.

En la pista, Juan Carlos I esperó la llegada de su hijo, donde se saludaron cordialmente y pudieron hablar unos minutos, según ha trascendido. Después de esto, ambos continuaron su agenda prevista. El primero se dirigió a su consulta, y el segundo, rumbo a la inauguración de una exposición en Hernani. La última vez que coincidieron fue el pasado 8 de abril en Madrid, en el funeral de Fernando Gómez-Acebo, primo de Felipe VI.

Varias horas después, Juan Carlos I reaparecía en el aeropuerto de Vitoria para tomar su jet, un Mitsubishi Challenger 850 que, alrededor de las 17.00 horas aterrizaba en el aeropuerto Rosalía de Castro (Santiago de Compostela), puesto que el aeropuerto de Peinador (Vigo) se encuentra cerrado por obras.

Cabe destacar que, si bien este vuelo estaba inicialmente previsto para despegar de Vitoria a las 17.00 horas, retrasó su salida hasta dos horas después por motivos que se desconocen.

Desde Santiago se trasladó a bordo de un vehículo con los cristales tintados a la casa de su amigo y presidente del Real Club Náutico, Pedro Campos, en Nanín, donde el rey emérito lleva alojándose durante los últimos dos años en sus visitas al municipio. A su llegada, con la nube de medios habitual considerablemente más disipada que en sus primeras estancias, accedió al inmueble saludando, pero sin mediar palabra.

Inscrito en las regatas del fin de semana

Se espera que Juan Carlos I intente participar en las regatas de este fin de semana, para las que figura inscrito como patrón del Bribón, después de que, tal y como adelantó este periódico en su momento, un resfriado truncara sus planes durante su última visita, en abril. A lo largo del fin de semana, se prevé que pueda acompañarle la infanta Elena, que tampoco acudió al municipio en la última ocasión, aunque sí en el mes de marzo, donde disfrutó con su padre de la gastronomía de O Salnés.

Comentarios