La lluvia y el viento no pueden con los más fieles de la Romería das Cabezas de Meis

La afluencia de público se vio afectada de forma notoria por el mal tiempo, en comparación con otros años ▶ El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, no quiso perderse la cita religiosa

La Semana Santa de Meis culminó este lunes con la celebración de uno de los platos fuertes de la programación religiosa de estas fechas en el municipio. Desde primera hora de la mañana, cientos de devotos partieron hacia el Mosteiro da Armenteira para celebrar  la tradicional Romería de Nosa Señora das Cabezas, una virgen  conocida por sus dotes curativos para dolencias de cabeza.

Una edición en la que la adversa meteorología impidió ver estampas similares a otros años, en los que, desde primera hora de la mañana, decenas de personas partían desde el centro urbano para realizar a pie la Ruta da Pedra e da Auga con destino al monasterio. Incluso algunos más valientes optaban en celebraciones anteriores por acampar en las proximidades del lugar de culto. Así, fueron unos pocos los que decidieron continuar con la tradición a pesar de la lluvia. Unas precipitaciones que se intensificaron durante la misa solemne, celebrada a las 13.00 horas, y que sí contó con cierta afluencia de público, aunque lejos de igualar a los mejores años de la romería.

La alcaldesa del municipio, Marta Giráldez, acompañada de representantes del Goberno local, no se quiso perder la cita religiosa, al igual que Marta Lucio, líder del Partido Popular en Meis. Como manda la tradición, algunas personas siguieron la misa con una figura de cera sobre la propia cabeza para dar gracias a la virgen por todo lo recibido.

DEVOCIÓN. Si bien el acto central se produjo con la misa solemne, desde las 9.00 horas se sucedieron las eucaristías durante toda la mañana, con oraciones litúrgicas cada hora hasta las 12.00 horas, en las que no faltaron los más devotos de toda la comarca de O Salnés. Como si de un milagro se tratase, el tiempo dio una tregua justo en el momento en el que la comitiva sacaba a la Virgen del templo. Los escasos rayos de sol que alumbraron la celebración en la jornada de ayer fueron aprovechados por los fieles para hacerse con sus exvotos, así como para alimentarse gracias los numerosos puestos de rosquillas o pulpo á feira, que contaban con raciones a 12 euros. Como si de ‘hacer cantera’ se tratara, fueron muchos los niños y niñas que se dejaron ver por los diversos actos que tuvieron lugar a lo largo de la mañana.

DESTINO TURÍSTICO. El presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, participó en la subida a la romería en la tarde del lunes acompañado del presidente de la Deputación de Pontevedra, Luis López, y de representantes del PP de O Salnés.

Allí, Rueda apuntó a esta celebración como "o mellor resumo dos moitos tesouros que agocha Galicia e que fan que cada vez nos elixan máis turistas para pasar uns días de descanso". Tras compartir reflexiones y momentos con los visitantes, avogó por "crer e potenciar os nosos valores materiais e inmateriais".

Comentarios