Manoli y Fernando, los interinos del Camping Paxariñas

El matrimonio cuenta con un caravana fija y las mejores vistas a la playa de todo el recinto, en el que ya son muy conocidos por todos
Fernando Sotelo y Manolo López, en su caravana fija en el Camping Paxariñas. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Fernando Sotelo y Manolo López, en su caravana fija en el Camping Paxariñas. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

La vida campestre en verano engancha, si no, que se lo digan a Manoli López y Fernando Sotelo, una pareja de vigueses que se enamoraron hace 12 años del Camping Paxariñas, en Portonovo.

"Vinimos a visitar a un amigo y nos gustó tanto que el verano siguiente volvimos a visitarlo y después decidimos quedarnos aquí", confiesa Sotelo. Con el paso de los años, fueron invirtiendo en su pequeño rincón de verano con las mejores vistas de todo el camping. El matrimonio cuenta con un porche construido por ellos mismos y muebles que han comprado para diseñar un salón. Disfrutan del verano con sus hijos y nietos, que acuden asiduamente al camping con su gato Chispi.

UN DESCANSO MERECIDO. La pareja ya es jubilada y disfruta de una merecida tranquilidad fruto de sus duros trabajos. Sotelo se dedicaba a las artes gráficas en un periódico, manejando la tipografía utilizada en las páginas de la prensa. Por su parte, López sufrió una jubilación prematura por enfermedad, habiendo pasado sus días de trabajadora en el Hospital Xeral de Vigo.

El Camping Paxariñas no es su primera experiencia como campestres. Anteriormente pasaron otros 12 años en el camping de Liméns, "pero no hay comparación", comentan.

No son los únicos habituales del camping, pero todos ellos están de acuerdo en que son los más amables. Gracias a su pintoresca parcela y sus maravillosas vistas ya se han hecho eco en varios medios como Radio Televisión Española.

La pareja ya va camino de celebrar sus bodas de oro y piensan seguir disfrutando todo lo que puedan de sus vistas por excelencia en el Camping  Paxariñas, descansando juntos y en compañía de su familia.