El marisco de Portonovo hace las delicias del turismo

La Plaza de Abastos de Portonovo es un lugar concurrido por los visitantes de todos los puntos, que prefieren nécoras, zamburiñas y pulpo
Jornada de compras en la Plaza de Abastos de Portonovo. ANXO LORENZO
photo_camera Jornada de compras en la Plaza de Abastos de Portonovo. ANXO LORENZO

El marisco es el producto más representativo de las Rías Baixas y, en Portonovo, los más demandados por los visitantes estivales con las zamburiñas, las nécoras y los percebes. Durante toda la mañana, en la Plaza de Abastos de Portonovo, se puede observar un mar de gente adquiriendo producto local, ya que "el marisco aquí esta muy bueno", coinciden todos. Así lo apuntaba una pareja asturiana que acababa de comprar una gran cantidad de nécoras.

Conchi Chacón y Vicente Borraz son otra pareja que han decidido desplazarse hasta la localidad en autocaravana durante 10 días desde León y, en ese tiempo, piensan disfrutar de la gastronomía marina gallega. "Nos llama la atención lo que nos entra por los ojos, que es todo esto", aseguraban señalando a las bancadas. Abandonaron la Plaza con zamburiñas y sardinas, que son solo un primer plato de todo lo que piensan probar durante su estancia en la costa.

NEGOCIO POR TEMPORADA. A las 12.00 horas de la última jornada de ventas, muchos puestos ya habían vendido todos sus productos. Las placeras apuntaban que, durante esta época del año, el negocio aumenta en cuanto llegan los visitantes. "Las nécoras son nuestro producto estrella, a los turistas les encantan", decía señalando las cajas, ya vacías, que a primera hora del día contenían decenas de kilos de nécoras.

En Asturias también tenemos marisco, pero las zamburiñas y el pulpo gallego es lo que más rico está

A pesar de no ser la única comunidad donde abunda el marisco, turistas procedentes de otras costas siguen prefiriendo el gallego. Así lo decía Javier Baldés, asturiano ya recurrente de Portonovo: "En Asturias también tenemos marisco, pero las zamburiñas y el pulpo gallego es lo que más rico está". Todos los veranos, el producto local es el destacado, siendo lo que más recuerdan los visitantes, muchos de ellos ya habituales.