lunes. 18.01.2021 |
El tiempo
lunes. 18.01.2021
El tiempo

Un matrimonio de Portonovo y su hijo piden ayuda para no quedarse en la calle

La familia, en el piso que ocupan desde la última semana de enero. RAFA FARIÑA
La familia, en el piso que ocupan desde la última semana de enero. RAFA FARIÑA
Adrián cumplirá cuatro años el día 24 de diciembre y podría pasar esa noche en un coche

En una fecha tan cargada de simbolismo como el 24 de diciembre, Adrián Faria Tinoco cumplirá cuatro años. Y podría suceder que ese día no disponga de un techo que lo cobije, y que se vea obligado a pasar la noche en un vehículo averiado que permanece estacionado desde hace semanas en una calle de Portonovo.

Actualmente vive con sus padres, Verónica Tinoco Vázquez y Adrián Faria Rodríguez, en un piso en alquiler situado en la calle Padre Sarmiento de esta localidad del municipio de Sanxenxo, que es el hogar de los tres desde la última semana de enero. Hasta hace tres meses pagaron puntualmente a su propietaria, pero desde entonces no disponen de dinero para afrontar esta exigencia.

Ya recibieron un aviso, y si no hacen frente a la deuda tendrán que abandonar el piso, expone Verónica, que está sin trabajo, al igual que su esposo. Él es autónomo y se dedica al diseño de páginas web y otras tareas relacionadas con la informática, mientras que ella se hace cargo de "lo que sale", que quiere decir limpiadora en hoteles, aclara.

"Si quieres aportar algún tipo de ayuda, os dejo nuestro correo electrónico, [email protected]. Gracias por adelantado"

En diciembre tendrán que abandonar su hogar para vivir en el coche con sus pertenencias, a la espera de alguna ayuda. Deben 1.354,12 euros y la propietaria del piso les recordó que tiene que pagar los recibos correspondientes y las facturas por consumo de luz y agua. "La entendemos", subraya Verónica, pero agrega que "nosotros nunca le fallamos".

Actualmente no cuentan con ningún tipo de ingreso ni albergan expectativas de que pueda cambiar la situación a corto plazo. Tampoco disponen del amparo que supone la familia. La suya está desperdigada por Extremadura y las provincias de Sevilla y Castellón y su situación también es muy delicada, señala.

"La asistenta social de Sanxenxo dice que no puede ayudarnos" porque no tienen un contrato de alquiler y los recibos de la luz y el agua no están a su nombre. "Por esa razón no podemos pedir ayudas", argumenta.

"Comprendo que no hay caseras que aguanten tres meses, pero la verdad es que no se pone en nuestra situación, porque si así fuera nos haría un contrato de alquiler o cambiaría la luz y el agua a nuestro nombre para acreditar que las facturas son nuestras", exponen a través de las redes sociales.

ALTERNATIVA. La alternativa que les dio la asistenta social es que alquilen otro piso. "¿Cómo piensa que lo pagaremos?", se pregunta. Agrega que solicitaron el Ingreso Mínimo Vital hace dos meses y no recibieron respuesta. La asistenta social le tramitará la Risga, pero pasarán varios antes de que reciban dinero, al igual que la tarjeta monedero, que también pidieron y continúan a la espera.

Cruz Roja les solicitó papeles para entregarles alimentos y no sabe cuánto van a tardar, y Cáritas lo hizo en dos ocasiones, "pero es insuficiente, ya que con eso es imposible sobrevivir un mes entero, y menos con un niño de tres años", advierte Verónica.

Perspectiva. En pleno invierno y con un vehículo como hogar
"Por favor, necesitamos ayuda urgente. Mi familia y yo nos vamos a quedar en la calle en pleno invierno y viviendo en el coche". Es el mensaje de emergencia que lanza la familia formada por Verónica y Adrián.

Su único respiro es un matrimonio al que conocieron porque los hijos de ambos estudian en el mismo colegio de Portonovo. Ellos comparten su comida y están realizando las gestiones para tratar de encontrar una luz al final del túnel y salir de una situación que conocen quienes viven en su entorno. "Si quieres aportar algún tipo de ayuda, os dejo nuestro correo electrónico, [email protected]. Gracias por adelantado".

La Red de Apoyo a la Integración Sociolaboral calcula que 31.000 familias no tiene hogar en España, mientras que Cáritas eleva a 40.000 esta cifra. "Los sistemas de rentas mínimas puestos en marcha por las distintas comunidades autónomas se han revelado ineficaces para erradicarla", denuncia la escritora y periodista Sara Mesa en su libro Silencio administrativo.

Un matrimonio de Portonovo y su hijo piden ayuda para no quedarse...
Comentarios