Narcos pontevedreses enviaban kilos de coca en caletas hacia Asturias

El Supremo condena a penas de entre cinco y seis años a los investigados, entre ellos un antiguo militar de la Armada con antecedentes y un conocido hostelero de Vilagarcía de Arousa
La droga incautada en el operativo. GUARDIA CIVIL
photo_camera La droga incautada en el operativo. GUARDIA CIVIL

Un grupo gallego con matriz en las Rías Baixas (Pontevedra y O Salnés) y uno asturiano que operaba en la Cuenca Minera y en Gijón. Los primeros, proveedores de cocaína. Los segundos, los receptores. Así lo entendió la Guardia Civil, primero, y así lo confirma ahora, con pequeños matices, el Tribunal Supremo. Penas de entre cinco y seis años de cárcel para los pontevedreses es el resultado. La operación Petra concluye, siete años después de las detenciones, con la condena de los integrantes de la red que, usando vehículos con caletas, transportaba el polvo blanco desde Vilagarcía de Arousa hasta Asturias.

Los hechos que se consideran probados se cerraron con la incautación de siete paquetes de droga de gran pureza que fueron transportados a bordo de un Saab 93 por parte del grupo gallego, entre el que se encuentra un conocido hostelero de Vilagarcía y un exmilitar de la Armada con antecedentes por tráfico de drogas. Dos personas en el coche y otras dos en un Renault Megane que hacía las funciones de lanzadera fueron arrestadas en octubre de 2015, paso previo a una cascada de registros domiciliarios y posteriores pesquisas que desembocaron en un juicio oral con doce personas en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo.

Los pontevedreses "desempeñaban sus actividades ilícitas desde Galicia, representando la fuente de aprovisionamiento principal de sustancias estupefacientes, cocaína y hachís que se distribuían en Asturias", detalla la sentencia, que explica que había un cierto reparto de funciones, con un jefe que daba las órdenes, transportistas y personas que hacían las entregas.

En el marco del operativo, además, los agentes pudieron intervenir 245.900 euros en efectivo en manos de los asturianos que, según todos los indicios, estaban preparados para pagar la cocaína que le iban a entregar los narcotraficantes gallegos.

El Alto Tribunal solo "tocó" una cuestión: retiró la condena por pertenencia a grupo criminal a dos asturianos, desligándoles así del grupo pontevedrés.