La nueva Plaza de Abastos de Sanxenxo vendió un 15% más durante el verano

Almejas y mejillones, que llegaron a los 25 y a los 2,75 euros el kilo, respectivamente, fueron los mariscos más demandados por el turismo
 
Jornada de compras en el Mercado de la calle Progreso. DS
photo_camera Jornada de compras en el Mercado de la calle Progreso. DS

La nueva localización provisional de la Plaza de Abastos de Sanxenxo (Progreso, 28) salió airosa del que fue su primer verano, llegando incluso a aumentar las ventas con respecto a la temporada estival anterior, cuando todavía estaba situada en la Rúa de Madrid. El cómputo global de esta mejora, tal y como estimó el presidente de los placeros, Egidio Barral, alcanzó un 15% más que en la misma época del año pasado, con el mes de agosto a la cabeza, si bien julio también sobresalió. "O verán non tivo nada que envexarlle aos anteriores na outra praza, e hai que ter en conta que o pasado verán tamén foi moi bo, aínda que máis curto", valoró.

En este sentido, el buen tiempo y el récord de afluencia turística fueron los ingredientes necesarios para saldar una temporada en la que, entre los visitantes, destacó la venta de marisco, con la almeja y los mejillones en los primeros puestos, y cuyos precios se mantuvieron, en primer lugar, entre los 18 y los 25 euros/kilo durante la temporada y, en segundo lugar, entre los 2,50 y los 2,75 euros/kilo.

Entre el pescado, en la Plaza de Abastos de Sanxenxo destacó el rodaballo y el pescado de la ría y, de la carne, la ternera gallega fue el producto más demandado por excelencia, entre una clientela que buscó "calidade e proximidade". Además, las hortalizas frescas de cultivo propio se colocaron también a la cabeza de las ventas, destacando la lechuga y los tomates del huerto.

ALARGAR LA TEMPORADA. Para el presidente de los placeros, las ventas en el Mercado de Abastos "dependen totalmente do tempo". En este sentido, a pesar de la "mala entrada no mes de setembro, con choivas", asegura, "estas fins de semana de calor están sendo moi boas", a pesar de que "notouse a falta da concentración moteira". Aún así, destaca, "setembro sempre foi un mes bo, e outubro vaise manter porque en Sanxenxo segue habendo ambiente. De feito, moita da clientela da hostelería que antes pechaba en decembro non o fará, porque o ano pasado os bares traballaron de marabilla xa que o tempo acompañou", explica.

La clave del verano
Hostelería sí, pero sin olvidar al cliente de calle
Aunque, tal y como reconoce el presidente de los placeros, Egidio Barral, la buena marcha de la hostelería durante la temporada estival es una de las claves de las ventas del verano, no hay que olvidar al cliente habitual. "Entre a clientela de rúa véndese moitísimo tamén. Este ano en Sanxenxo houbo picos de 100.000 persoas en determinados días do verán, e iso nótase directamente aquí, os turistas mercan moito na Praza", dice.