viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

La obra de la Casa Mariñeira se licitará esta semana

Asistentes al acto de inauguración de la casa, en 2012. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
Asistentes al acto de inauguración de la casa, en 2012. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

El proyecto, de 134.000 euros, incluirá la mejora de su accesibilidad

El proyecto de reforma de la conocida popularmente como Casa de Don Fernando, en Portonovo, da un paso más. El Concello anunció este lunes que las obras que se acometerán para mejorar la accesibilidad del edificio serán licitadas esta misma semana. El proyecto cuenta con un presupuesto superior a los 134.000 euros, ayuda que fue aprobada el pasado mes de octubre por la Deputación de Pontevedra, puesto que la intervención se hará con cargo al Plan Concellos.

Los trabajos que se acometerán en la también denominada Casa Mariñeira, donde residió durante buena parte de su vida el médico Fernando Lalinde del Río, consistirán en la supresión de las barreras arquitectónicas que existen tanto en el edificio como en la parcela en la que está ubicado. Así, se construirá un acceso válido para personas con movilidad reducida y se instalará un ascensor panorámico hidráulico. Éste tendrá una cabina de 1,10 metros por 1,40 metros.

El proyecto contempla la instalación de un ascensor, la eliminación de las humedades y la división de espacios interiores

Además, en la planta alta del inmueble se colocarán divisiones de pladur para crear un nuevo espacio, de acuerdo con la intención del Gobierno local de convertirlo en la Casa da Xuventude. Por otra parte, para corregir las filtraciones de agua y humedades existentes, se hará un drenaje perimetral por la parte exterior de la casa y se realizará una impermeabilización con la que se tratará de solucionar la problemática. Con este fin, también se sellará toda la superficie de contacto de la zona de las escaleras exteriores que están conectadas con la fachada.

Con este acondicionamiento, el equipo que dirige Telmo Martín pretende adecuar las instalaciones a la normativa de accesibilidad vigente y dar un impulso a la utilización de este edificio para destinarlo, principalmente, a la organización de actividades para jóvenes.

La Casa de Don Fernando fue construida en el año 1900 y está asentada en una finca que dispone de una superficie de 800 metros cuadrados. El Gobierno local apunta que, aunque en la actualidad se encuentra en buen estado de conservación, es necesario realizar las citadas mejoras para dotarlo de una mayor confortabilidad, de modo que se permita un uso diario de sus locales y que a ellos puedan acceder todos los vecinos. La Casa Mariñeira de Portonovo fue inaugurada como tal a principios de 2012, tras haber invertido en su proyecto de rehabilitación casi 300.000 euros.

La obra de la Casa Mariñeira se licitará esta semana
Comentarios