Las panorámicas más verdes de la costa de Sanxenxo

La comarca de O Salnés combina los mejores paisajes del litoral con parajes de interior dotados de gran riqueza natural
Ruta do Carballos de Aldariz. MANCOMUNIDADE DO SALNÉS
photo_camera Ruta do Carballos de Aldariz. MANCOMUNIDADE DO SALNÉS

Cuando se piensa en Sanxenxo, existe el prejuicio de decir que únicamente es un municipio costero, y que casi todo su atractivo se limita a sus bonitas playas. Pero no se puede estar más categóricamente errado, ya que la capital turística de las Rías Baixas no lo es solo por su impresionante litoral, ya que cuenta con un sin fin de parajes naturales y rutas en el interior.

Mismamente la ruta de los Carballos, que discurre mayoritariamente por la parroquia de Bordóns, o el sendero que pasa por la playa de Aldariz y ofrece dos variantes en su recorrido: la más larga, de 5.800 metros, y otra algo más corta, de 4.150 metros. Ambas opciones conducen a través de frondosa vegetación hasta llegar a la iglesia de Bordóns, pero durante el camino se permite observar desde numerosos puntos unas hermosas vistas de la Ría de Pontevedra y las Cíes.

La ruta de las "Telleiras e Lagoas" también es una de las preferidas por turistas y vecinos de la zona, aunque es algo más extensa, con 15 kilómetros de longitud. El punto de partida se encuentra en Castrelo (Cambados) y termina en los alrededores de Vilalonga, ya de nuevo en Sanxenxo. Se trata de una ruta que ofrece un recorrido donde se encuentran las antiguas fábricas de tejas y lagunas en las que actualmente habitan numerosas aves a causa del abandono en que se encuentran.

Otra opción es la ruta de los molinos de Dorrón y Bordóns, cuya distancia es de apenas cinco kilómetros. Es de las sendas más asequibles de realizar, sin casi desniveles durante el camino. Esta ruta ofrece unas maravillosas vistas de la ría de Pontevedra al atravesar todo el valle de Dorrón, partiendo de su iglesia parroquial. El camino también está repleto de molinos y hórreos en desuso, así como cruceiros, sin duda una experiencia que no deja indiferente a nadie.