Penas mínimas para los nueve narcos procesados en la operación Tincan

Integrantes del clan Salamanca y de Os Fanchos evitan reingresar en prisión a causa del colapso existente en el juzgado de Vilagarcía que instruyó los hechos, ocurridos hace seis años
Droga incautada en el operativo. GC
photo_camera Droga incautada en el operativo. GC

En el año 2016, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (Edoa) de la Comandancia de A Coruña seguía los pasos de miembros del clan de Os Fanchos, red delictiva originaria de la zona de A Pobra do Caramiñal –en la que durante algún tiempo estuvo vinculado José Enrique Abuín, El Chicle, asesino de Diana Quer–. Tirando del hilo, los agentes llegaron a Vilagarcía de Arousa. Habían identificado a los proveedores de la droga que se distribuía de forma activa en ambas caras de la ría: el clan Salamanca. Con todos los datos en la mano explotó la operación Tincan, saldada con nueve detenidos dedicados al tráfico de cocaína, heroína y hachís.

Seis años después, la Fiscalía Antidroga se ha visto obligada a pactar un acuerdo de mínimos por la vía de la conformidad, teniendo que dar por buena la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas. Una vez más, el proceso se dilató en el tiempo de forma injustificada y ajena a los investigados, lo que jugó a su favor de forma determinante. El resultado, penas que oscilan entre poco más de un año y algo menos de cuatro de prisión para todos los procesados, entre ellos el jefe del grupo, de apellido Tiago Gorjón.

El acuerdo incluye una suspensión de la ejecución de las penas de cárcel para todos los investigados siempre y cuando no vuelvan a delinquir en los próximos cinco años y se sometan a un tratamiento de deshabituación de las drogas, de las que son dependientes, "con controis analíticos periódicos". Así lo expone el dictamen firmado por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra.

El motivo de la suspensión es que todos ellos acreditaron de forma documental que en el momento de cometer los hechos eran consumidores de sustancias estupefacientes, además de traficar con ellas, "o que afecta á súa execución", detalla el tribunal.

Todos ellos han sido condenados por un delito contra la Salud Pública y otro de Pertenencia a Grupo Criminal. La sentencia, dado que se dictó previo reconocimiento de los hechos, ya no es recurrible.

Los hechos. Traficantes muy activos a ambos lados de la ría
Los ahora condenados, según explica el dictamen con el que mostraron su conformidad, operaban en el marco de dos colectivos "organizados e estables de persoas afincadas respectivamente nas comarcas do Salnés e da Barbanza que viñan dedicándose, cada uno de xeito permanente e constante, á actividade de tráfico de drogas".

En concreto, tres de ellos se centraban en la venta al menudeo en la cara Sur de la ría, distribuyendo principalmente heroína y cocaína, y los seis restantes dedicaban su tiempo a la venta de ambas drogas y de cannabis en la cara Norte.

En la fase de explotación del operativo, que tuvo lugar en mayo de 2016, la Guardia Civil incautó un kilo de cocaína, medio kilo de heroína, decenas de plantas de marihuana, unos 60.000 euros en efectivo y varios vehículos.

Comentarios