La Policía sitúa a Ismael Cores al frente de la gran red de distribución de cocaína del Norte de España

Se trata del antiguo lugarteniente de Juan Carlos Santórum, también de Vilanova de Arousa ► Fueron intervenidos 65 kilos de cocaína, casi ocho de hachís, cerca de 2 millones de euros y 4 inmuebles valorados en 350.000 euros

Droga intervenida en el operativo. DP
photo_camera Droga intervenida en el operativo. DP

La Policía Nacional sitúa a Ismael Cores, antiguo lugarteniente de Juan Carlos Santórum, al frente de la gran red de distribución de cocaína del Norte de España que ha sido desarticulada.

En total, hay siete detenidos, seis en Pontevedra y uno en Gijón, y se han intervenido 65 kilos de cocaína, casi ocho de hachís, cerca de 2 millones de euros y cuatro inmuebles valorados en 350.000 euros. Los apresados ocultaban las sustancias estupefacientes en un doble fondo de una furgoneta camperizada.

Según informa el cuerpo nacional, la investigación comenzó el pasado mes de abril, cuando los agentes comprobaron que uno de los detenidos –Ismael Cores– había logrado la total independencia de otra organización de la que dependía anteriormente.

Los investigadores corroboraron que este varón estaría liderando una nueva red y detectaron la presencia de varios vehículos y personas que identifican como transportistas de droga en la zona de influencia.

Por este motivo, se estableció un dispositivo de vigilancia, seguimiento y control sobre el vehículo sospechoso de transportar cocaína que había sido recogida en O Salnés.

Los agentes lo interceptaron en Gijón, cuando se iba a introducir en una zona de aparcamientos custodiada por la organización. Allí le intervinieron 50 kilos de cocaína, en una caleta fabricada en los bajos de una furgoneta camperizada.

Fruto de esta operación, los agentes procedieron a la detención de siete personas –una en Gijón y el resto en Pontevedra–, e intervinieron 15 kilos de cocaína y 7,5 de hachís que estaban escondidos en un trastero de la ciudad asturiana alquilado por la conductora de la furgoneta.

Además, durante el registro llevado a cabo en la vivienda del líder de esta red criminal, la Policía Nacional intervino cerca de un millón y medio de euros, los cuales fueron encontrados gracias a uno de los perros de la Unidad de Guías Caninos de A Coruña. En otros inmuebles se localizaron más de 400.000 euros en efectivo, así como numerosas joyas.

Asimismo, los agentes procedieron a solicitar el bloqueo de cuatro inmuebles a nombre de los investigados con una valoración de más de 350.000 euros, así como productos en ocho entidades financieras.

Comentarios