lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

La calle Progreso 'prescinde' del autobús

La Policía Local de Sanxenxo vela por el cumplimiento del nuevo recorrido. CHRISTIAN FERNÁNDEZ - Calle Progreso
La Policía Local de Sanxenxo vela por el cumplimiento del nuevo recorrido. CHRISTIAN FERNÁNDEZ - Calle Progreso

Operativo especial por obras ▶La reforma de la conocida calle sanxenxina obliga a desviar el transporte público que circula desde Pontevedra hasta O Grove por la avenida Madrid, donde se habilitará temporalmente la parada correspondiente al Nuevo Templo

Tras más de 40 años de espera, la calle Progreso por fin es escenario de una reforma de gran magnitud. La rehabilitación integral de la céntrica avenida, que afectará a prácticamente toda su extensión (algo más de 1.000 metros), se puso en marcha el pasado lunes, después de que el Concello optase por aplazar su comienzo hasta la finalización de las fiestas navideñas. La primera fase del proyecto se centra fundamentalmente en el entorno de la rotonda de Arnelas, aunque la circulación se verá afectada a lo largo de todo el bulevar, después de que se cerrase el carril derecho en dirección a Pontevedra. La medida no solo afectará a los vecinos y automóviles particulares, sino también al transporte público. De esta manera, mientras no concluya la actuación, Progreso se quedará temporalmente sin paradas de autobús para la línea que cubre el trayecto entre la capital de provincia y O Grove.

Las medidas también afectan a algunas de las paradas que utilizan los alumnos del CEIP A Florida y los dos institutos locales

Así lo confirmó este miércoles la Administración municipal, que informó de que los buses que se dirijan a la localidad meca deberán desviarse hacia la avenida Madrid. Allí, a las puertas del Mercado de Abastos, deberán acudir los usuarios que habitualmente se suben al vehículo en las cercanías del Templo Nuevo. A mayores, se suprime la parada situada enfrente al Hotel La Terraza. De esta manera, solo será posible tomar o bajarse del bus en la propia estación, situada en las proximidades de la avenida Luis Rocafort y la rotonda de Arnelas.

Este dispositivo no solo afectará a la línea general del transporte público, sino también a los vehículos escolares. De esta forma, las paradas que se realizaban en la marquesina situada frente al Hotel La Terraza para recoger y dejar a los alumnos del CEIP A Florida (Padriñán), así como a los de los institutos de Baltar y Vilalonga, procederán a realizarse en la acera contraria, es decir, delante del propio establecimiento. Además, los estudiantes de los IES que esperen habitualmente por el transporte en el Templo Nuevo deberán desplazarse hasta la entrada del Mercado de Abastos, tal y como sucede con la línea Pontevedra - O Grove.

Desde que comenzaron las obras, agentes de la Policía Local de Sanxenxo hacen guardia permanentemente en los dos accesos principales a la calle Progreso, con el objetivo de informar a los conductores y vecinos que todavía no estén al tanto del dispositivo. Fuentes del Consistorio afirmaron el miércoles que, de momento, el corte de uno de los carriles no ha provocado incidencias de relevancia en lo que al tráfico se refiere. Cabe recordar que la pretensión del Gobierno municipal es que las obras, cuyo presupuesto ronda los 2,5 millones de euros, estén finalizadas de cara al verano, cuando la población de Sanxenxo se multiplica prácticamente por diez, pasando de algo más de 17.000 habitantes a cerca de 150.000 en momentos puntuales del mes de agosto.

Por otro lado, el Ayuntamiento de la villa de la comarca de O Salnés recuerda que se han habilitado cuatro aparcamientos disuasorios en Miraflores, A Florida y las proximidades del Hotel La Terraza, para paliar la supresión de plazas, con motivo de la labor de los operarios.

La calle Progreso 'prescinde' del autobús
Comentarios