Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

El rey emérito visita Sanxenxo de nuevo

Juan Carlos I durante una regata el año pasado. ADP
Juan Carlos I durante una regata el año pasado. ADP

Tras una de las semanas más polémicas para Juan Carlos I, el monarca llegó para participar en una regata que fue suspendida

El rey emérito Juan Carlos I fue visto este domingo por la mañana en las inmediaciones del Real Club Náutico de Sanxenxo tras una semana repleta de polémica. El monarca acudía a la villa lilaina para participar en una regata social que serviría de preparación para la Copa del Rey de vela que se celebra dentro de dos semanas en Palma. Sin embargo, este evento deportivo no se llegó a celebrar por la ausencia de viento.

Juan Carlos I no se había dejado ver durante los últimos días después de que El Español y Ok Diario publicasen unas cintas en las que Corinna le acusa en 2015 ante el comisario Villarejo de utilizarla como testaferro y de tener cuentas en Suiza a nombre de su primo, entre otras imputaciones. El monarca no estaba en la agenda institucional, aunque este evento al tratarse de una actividad privado no suele aparecer.

Su aparición en las inmediaciones del Real Club Náutico de Sanxenxo era esperada. Junto a sus compañeros de navegación a bordo del Bribón, Juan Carlos I iba a preparar la denominada Copa del Rey de Palma. De hecho, se espera que en la clase 6mR participen 14 veleros, por lo que habrá mucha competencia por el título aunque el barco lilaino es uno de los favoritos para alzarse con el título.

Se espera que Juan Carlos I se desplace a la isla de Palma el fin de semana previo a la competición para utilizar esos últimos días para continuar el entrenamiento con su equipo. Es decir, a finales de esta semana será cuando acuda a Baleares.

Asimismo, no será el único monarca presente en la cita de vela, ya que su hijo, el rey Felipe VI también participará. Lo hará en un velero distinto: en la clase BMB ORC 1 con el Corel 45 Aifos de la Armada española.

Cabe destacar que aunque Juan Carlos I se dejó ver dentro de un coche como copiloto, no llegó a salir del mismo. La expectación fue máxima, pero la ausencia de viento provocó que esta regata de preparación para la Copa del Rey terminase por suspender en la abarrotada villa de Sanxenxo.

El rey emérito visita Sanxenxo de nuevo
Comentarios