Sanxenxo adelanta a este fin de semana el inicio de su servicio de socorrismo

Los efectivos de vigilancia estarán activos este viernes, sábado y domingo de 12 a 20 horas en Areas, Silgar, Canelas y Montalvo
Socorristas en Silgar el verano pasado. JOSÉ LUIZ OUBIÑA
photo_camera Socorristas en Silgar el verano pasado. JOSÉ LUIZ OUBIÑA

Por primera vez, el Concello de Sanxenxo adelanta al primer fin de semana de junio su servicio de socorrismo en Areas, Silgar, Canelas y Montalvo. Los efectivos de vigilancia estarán activos este viernes, sábado y domingo de 12 a 20 horas. El mismo servicio se volverá a repetir el próximo viernes, sábado y domingo. También se abrirán los baños de estos arenales.

El Gobierno decidió este año adelantar el socorrismo en las playas dentro de su estrategia de mejora continua de los servicios y para dar respuesta a los numerosos bañistas que disfrutan de estos arenales. A partir del 15 de junio, los efectivos de salvamento se extenderán a un total de seis playas todos los días de la semana. Así, a Areas, Silgar, Canelas y Montalvo se sumarán Foxos y O Espiñeiro-A Lanzada. Desde el 1 de julio y hasta el 15 de septiembre, el servicio se extenderá al resto de arenales con una ampliación horaria en Silgar. En total serán 80 personas las que conformen el servicio de vigilancia.

De este modo, Sanxenxo anticipa la temporada estival dando respuesta a una demanda cada vez más creciente de visitantes. Las zonas de baño de las 17 playas de bandera azul ya se encuentran desde hace más de una semana balizadas y los canales de nado entre Silgar y Canelas ya está operativos.

Las pasarelas, las pérgolas de sombra, las casetas y torres de salvamento, así como los lavapiés, que vuelven a los arenales dos años después, ya están instalados. En algunos arenales, como Silgar o Canelas, los kioscos están en funcionamiento. El Concello realizó una inversión de más de 50.000 euros en la puesta a punto de las playas.

La limpieza en los baños de los arenales volverá a ser un verano más cada hora y media, una frecuencia que se impuso con el Covid 19 y que el Concello decidió mantener como garantía sanitaria.