Sanxenxo raciona el agua ante la sequía del río Lérez

El Concello podría aplicar más restricciones tras la reunión con Augas de Galicia
Duchas en playa de Silgar, en Sanxenxo. JAVIER CERVERA - MERCADILLO (ARCHIVO)
photo_camera Duchas en playa de Silgar, en Sanxenxo. JAVIER CERVERA - MERCADILLO (ARCHIVO)

El Concello de Sanxenxo ha cortado el agua en los lavaderos de pies que tiene en sus playas y ha hecho una serie de recomendaciones a vecinos y turistas para ahorrar agua ante la prealerta por escasez en la cuenca del río Lérez y a la espera de una reunión con Augas de Galicia de la que podrían salir nuevas restricciones.

La reunión tendrá lugar este miércoles, y a participar en ella están convocados los municipios del área de Pontevedra cuyo abastecimiento depende del río Lérez, cuyo caudal medio ha caído casi un 75 por ciento en cuestión de 20 días, lo que ha disparado las alarmas.

Sanxenxo, como uno de los principales enclaves turísticos de Galicia, multiplica por más de cinco su población durante el periodo estival, cuando se concentran en este pequeño municipio más de 100.000 personas.

Ante la situación crítica por la falta de agua y ante la perspectiva de que no llueva probablemente en las próximas dos semanas, el Ayuntamiento, con su alcalde, Telmo Martín, a la cabeza, ha recomendado mayor precaución con el agua.

Se pide a los ciudadanos que disminuyan la frecuencia con la que lavan sus vehículos, que eviten rellenar sus piscinas o que rieguen menos sus plantas, medidas todas ellas, junto al cierre de duchas y lavapiés en las playas, con las que el Ayuntamiento dice haber conseguido reducir un 20 por ciento el consumo de agua.

El pasado fin de semana, según ha dicho este lunes Martín en Telecinco, Sanxenxo consumió 12,5 millones de litros de agua al día que hubiesen sido 14,5 millones si no se hubiese aplicado medida alguna.

De los lavapiés en las playas no volverá a manar agua en el corto plazo y las recomendaciones del Ayuntamiento podrían convertirse en normas de obligado cumplimiento en función de las conclusiones a las que se llegue en la reunión.

De momento, y desde el jueves pasado, Sanxenxo limpia las calles con agua de un depósito de emergencia soterrado que está en las afueras de la localidad para tratar de disminuir el consumo de agua de un Lérez al límite.

Comentarios