Sábado. 18.08.2018 |
El tiempo
Sábado. 18.08.2018
El tiempo

La senda peatonal entre Major y Soutullo estará lista antes de Semana Santa

El proyecto también sirvió para habilitar una rotonda que facilite las incorporaciones a la PO-308. GONZALO GARCÍA
El proyecto también sirvió para habilitar una rotonda que facilite las incorporaciones a la PO-308. GONZALO GARCÍA

La segunda fase de la mejora de la seguridad viaria en la carretera PO-308 avanza a buen ritmo pese a las inclemencias meteorológicas

Menos de un año después de su presentación, la segunda fase de la mejora de la seguridad viaria en la PO-308, que afecta al tramo comprendido entre los lugares de Soutullo y Major, en la parroquia de Noalla, encara su recta final. Fuentes de la Consellería de Infraestruturas e Vivenda precisaron este martes que, salvo que se produzca algún contratiempo, la senda habilitada para viandantes estará operativa antes de Semana Santa.

El departamento que dirige Ethel Vázquez asevera que las obras "están muy avanzadas", por lo que en las próximas semanas los peatones ya podrán utilizar este espacio específico. Todo apunta que estos trabajos estarán finalizados antes del último fin de semana de marzo, que son los días que coinciden con la celebración de la Semana Santa. Se trata de unas jornadas que, en caso de que el buen tiempo acompañe, a buen seguro atraerán a miles de visitantes al municipio sanxenxino.

La Xunta de Galicia reconoce que existe la posibilidad de que la renovación del pavimento no pueda completarse al 100% antes de estos días festivos, especialmente si las condiciones meteorológicas no acompañan. En caso de que sea así, las tareas se retomarían a principios de abril.

TERCERA FASE. Una vez concluida esta segunda fase, los esfuerzos de la Consellería de Infraestruturas e Vivenda se centrarán en mejorar el tramo de la PO-308 que va desde Major hasta el núcleo de Portonovo. En total, este proyecto cuenta con un presupuesto que ronda los 6,5 millones de euros. Además de habilitar espacios específicos para peatones y ciclistas, la actuación incluye otras mejoras, como la renovación del firme o la instalación de rotondas en algunas de las intersecciones más conflictivas, a fin de aumentar la seguridad a la hora de incorporarse a la carretera de titularidad autonómica o para acceder a caminos secundarios o accesos a las playas. Y es que el número de vehículos que transitan por este vial aumenta exponencialmente durante los meses de verano.

El sector hostelero, colectivos vecinales y el propio Concello de Sanxenxo han demandado en más de una ocasión la mejora integral de la PO-308. La intención de la Administración autonómica es poder finalizar el proceso de licitación de la tercera fase a lo largo de los próximos meses, de manera que las obras ya estén en marcha durante 2019.

Así, el proyecto podría estar completado poco después de la finalización del mandato vigente.

La senda peatonal entre Major y Soutullo estará lista antes de...