Silgar se dividió en tres bloques durante la pandemia

El arenal estaba dispuesto en tres bloques con 72 sombrillas y 120 tumbonas respectivamente para guardar la distancia de seguridad
Ambiente festivo en la playa de Silgar. DP
photo_camera Ambiente festivo en la playa de Silgar. DP

Si Sanxenxo se puede considerar como el escaparate de la costas en las Rías Baixas, Silgar sería el arenal por excelencia de las mismas. La playa de más de 800 metros de longitud ha sido durante toda su historia el destino turístico de miles de veraneantes, pero pese a ser un lugar tan concurrido, pocos conocen el proyecto del concello que dividió el área en varios sectores.

Es conocido que durante lo que duraron las restricciones correspondientes al Covid-19 el turismo y el sector hostelero se vieron gravemente perjudicados, por lo que poca gente pudo ver como Silgar se dividió en tres bloques con 72 sombrillas y 120 tumbonas respectivamente con el fin de preservar la más que conocida distancia de seguridad y de esta forma asegurar el bienestar de los bañistas.

La zona estuvo delimitada por cientos de estacas de madera que marcaban milimétricamente el espacio que podía abarcar cada persona. Es reconfortante ver como a día de hoy se vive de forma completamente natural la experiencia vacacional.