Los taxistas de Sanxenxo no podrán ir en chándal ni camiseta de tirantes

Los vehículos tendrán una nueva imagen corporativa. El nuevo reglamento eleva el máximo de plazas, que pasa de siete a nueve
El municipio cuenta con 27 licencias en vigor en ocho paradas. DP
photo_camera El municipio cuenta con 27 licencias en vigor en ocho paradas. DP

El Concello de Sanxenxo actualiza su reglamento de taxis, que se había quedado obsoleto en varios puntos. De este modo, la Corporación aprobará en el próximo Pleno ordinario la modificación del documento, que se adapta ahora a la normativa autonómica, recogiendo la nueva imagen corporativa de los vehículos de los autopatronos del municipio, así como la actualización en las contrataciones del servicio.
 

Dicha modificación fue abordada por el concejal de Obras y Servicios, Óscar Vilar, con los autopatronos, para actualizar, entre otros puntos, la documentación requerida a cada taxista y las modalidades en la contratación del servicio en las que se incluye la llamada en la vía pública, hasta ahora no recogida, así como el número máximo de plazas, que pasa de siete a nueve según el modelo de vehículo.

Los autopatronos no podrán usar durante la prestación del servicio ropa de deportes, camisetas de tirantes, chanclas o pantalones cortos

En cuanto a la vestimenta, según la nueva ordenanza, queda prohibida la utilización por parte de los conductores, durante la prestación del servicio, el uso de chándal, ropa de deporte, camisetas de tirantes, chanclas o pantalones cortos. El objetivo es "cuidar la imagen del servicio que se presta tanto a vecinos como a visitantes a lo largo del año", explicaron desde el Gobierno local.

El municipio cuenta en estos momentos con 27 licencias de taxistas en vigor, repartidas en un total de ocho paradas ubicadas en el puerto deportivo, Rúa Vidal Rocha, en la estación de autobuses, centro de salud de Baltar, plaza de abastos de Portonovo, Rafael Picó, Praza Pública de Vilalonga y en A Revolta.
 

Se espera que el nuevo reglamento entre en vigor tras su aprobación en Pleno ordinario que tendrá lugar el próximo día 28, después de haber superado ya los diez días de consulta pública, y otros diez de presentación de alegaciones.