lunes. 24.01.2022 |
El tiempo
lunes. 24.01.2022
El tiempo

Una "resurrección" en marcha

Las primeras tareas se centraron en limpiar y adecentar las parcelas exteriores de la finca. DP
Las primeras tareas se centraron en limpiar y adecentar las parcelas exteriores de la finca. DP

El pazo de Quintáns, uno de los grandes emblemas de la parroquia de Noalla y gran reliquia del patrimonio de Sanxenxo ya está en fase de recuperación. La UTE responsable de la rehabilitación del histórico inmueble comenzó con los trabajos hace apenas unos días

LA ANSIADA rehabilitación de uno de los grandes emblemas de la parroquia de Noalla, con permiso de la Ermida da Lanzada, ya está en marcha. La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Ramírez, Abal y Revivis ha iniciado esta semana una de las actuaciones comprometidas por el actual Gobierno local en funciones. Se trata de la reconversión del Pazo de Quintáns en un museo que servirá para ensalzar la riqueza patrimonial, cultural e histórica del municipio de la comarca de O Salnés. Los trabajos se iniciaron después de poner fin a años de tramitación previa, que culminaron con la adjudicación, hace apenas unos meses, del proyecto. El presupuesto total ronda los 1,8 millones de euros, lo que supone una bajada de 100.000 euros con respecto a la previsión inicial.

De momento, los operarios se centran en la limpieza y desbroce de las parcelas exteriores del inmueble. Estas tareas dan continuidad a las realizadas por el propio Concello de Sanxenxo a finales de 2018, por un importe de 15.000 euros. Aquella operación sirvió para retirar toneladas de retos de plantaciones y dejar al descubierto algunas riquezas patrimoniales que permanecían ocultas prácticamente desde 1998, cuando los últimos propietarios del Pazo dejaron de vivir allí. La adquisición de las dependencias por parte del Ayuntamiento tuvo lugar ya con Telmo Martín en la Alcaldía, en 2005.

Desde el primer momento la Administración municipal ha tenido claro que la estructura original del inmueble, que data del siglo XVII, debe respetarse. El proyecto de rehabilitación, redactado por Mario Crecente y Asociados Consultores, respeta esta premisa, por lo que la rehabilitación no incluirá la demolición de ninguna fachada o cubierta. Eso sí, la reforma se prevé larga. Y es que el estado de conservación del edificio principal deja mucho que desear. Su abandono y las inclemencias meteorológicas han provocado desprendimientos del tejado y del suelo de la planta superior, lo que pone en peligro, incluso, la entrada en algunas de las habitaciones. Por suerte, el muro de mampostería que rodea toda la finca, cuya extensión supera los 9.000 metros cuadrados, está muy bien conservado. Estos jardines aspiran a poner en valor su riqueza botánica en el futuro. Además, el Concello no descarta utilizar parte de la parcela para la organización de eventos.

Una vez finalizada la recuperación del inmueble, comenzará su transformación en museo. Cabe recordar que en la parte baja se ubicarán oficinas, una tienda y el recibidor principal. Con respecto al piso superior, se habilitarán cinco salas, incluida un mirador-galería. Además, dos de las habitaciones se prepararán para acoger exposiciones permanentes y otra, a mayores, para muestras de carácter temporal. También habrá un aula para proyecciones.

Los trámites para la recuperacón del Pazo de Quintáns fueron iniciados por el anterior Gobierno local, que completó los requisitos necesarios para que el inmueble fuese catalogado como Ben de Interese Cultural (BIC). Esta definición resultaba indispensable para poder optar a subvenciones estatales.

Una "resurrección" en marcha
Comentarios