Lunes. 24.09.2018 |
El tiempo
Lunes. 24.09.2018
El tiempo

Vilalonga reestrena mercadillo

Un instante de la primera jornada de la feria en su nueva ubicación, al lado del campo de fútbol. GONZALO GARCÍA
Un instante de la primera jornada de la feria en su nueva ubicación, al lado del campo de fútbol. GONZALO GARCÍA

NUEVA UBICACIÓN ►El mercadillo llegó a contar con más de medio centenar de puestos. Hoy apenas se juntan más de media docena

La de este martes no fue una jornada más para aquellos comerciantes que todavía se resisten a dejar de formar parte del mercadillo de Vilalonga. La feria, que vivió su máximo apogeo poco después de su estreno, allá por el otoño de 2009, lleva más de un lustro languideciendo. Es por ello por lo que el Concello de Sanxenxo decidió la pasada semana responder positivamente a una vieja demanda realizada tanto por los profesionales como por la Asociación de Veciños San Pedro: trasladar los puestos de su ubicación habitual (la carretera que enlaza el núcleo de la localidad con el lugar de O Revel) a la Praza Pública.

Este particular reestreno estuvo marcado por las altísimas temperaturas. "A xente con este sol non vai vir", auguraba un comerciante poco después de montar su puesto. No obstante, el calor no impidió que se registrase un goteo de curiosos y compradores algo más habitual del que se venía produciendo en el emplazamiento anterior. Entiende el Gobierno local que, además de dinamizar el centro de la parroquia, el traslado también ayuda a reforzar la seguridad viaria de vendedores y clientes. En O Revel era necesario cortar el tráfico para facilitar la instalación de los puestos. No obstante, según señalaron en varias ocasiones los comerciantes, más de un conductor no dudó a la hora de saltarse a la torera el dispositivo organizado por la Policía Local de Sanxenxo, con el consiguiente susto para los transeúntes.

El mercadillo llegó a contar con más de medio centenar de puestos. Hoy apenas se juntan más de media docena

 

Los vecinos aplauden el traslado a la Praza Pública, que puede ser la última posibilidad para dar un nuevo impulso a un mercadillo que fue solicitado por San Pedro en más de una ocasión. No en vano, Vilalonga es la cuarta parroquia de Sanxenxo en lo que a población se refiere, solo superada por Adina, Padriñán y Noalla. Curiosamente, esta última también reclamó, sin éxito, acoger una feria en A Lanzada, propuesta que cayó en saco roto hace unos años.

En el momento de su estreno, el mercadillo de Vilalonga llegó a contar con más de medio centenar de puestos. A día de hoy apenas se juntan media docena en la Praza Pública, esperando tiempos mejores. La caída se produjo como consecuencia de la crisis y resultó especialmente preocupante en 2015, cuando solo se tramitaron cuatro peticiones de renovación de permisos. Entre 2009 y 2013, el número de puestos menguó en casi dos tercios.

Curiosamente, lo que ahora permite el Concello se descartó en 2014. El Gobierno local de entonces se negó a hacer realidad la petición, alegando que el firme adoquinado de la plaza podía resultar dañado por los vehículos que utilizan los comerciantes.

Vilalonga reestrena mercadillo
Comentarios