Sábado. 20.01.2018 |
El tiempo
Sábado. 20.01.2018
El tiempo

La Xunta suprimirá 100 metros del paseo tras el paso del tornado por A Lanzada

Retirada de las plataformas que levantó el tornado en Sanxenxo. JAVIER CERVERA
Retirada de las plataformas que levantó el tornado en Sanxenxo. JAVIER CERVERA

Estudia habilitar "una senda normal" en el punto en el que la infraestructura voló por los aires en dos ocasiones en apenas un mes
 

No habrá un tercer vuelo del tramo de la pasarela de madera de A Lanzada más próximo al CEIP O Telleiro. Después de que algunas de las plataformas saltasen por los aires en diciembre, con el paso del temporal Ana, y el pasado miércoles, como consecuencia del paso del tornado que afectó a las parroquias de Noalla y Vilalonga, causando importantes daños materiales en las instalaciones del centro educativo colindante, la Consellería de Infraestruturas e Vivenda confirmó este jueves que las estructuras serán retiradas definitivamente en esta zona.

Fuentes del departamento de la Xunta de Galicia explicaron que los técnicos descartan volver a instalar las plataformas en una extensión de unos 100 metros aproximadamente. Además, la Administración autonómica adelanta que ya está estudiando qué alternativas aplicar a la hora de mantener el espacio específico para viandantes en una zona que es muy transitada por peatones, especialmente durante los meses de verano.

En este sentido, una de las posibilidades que baraja el ente dirigido por Ethel Vázquez es dar vida "a una senda normal". De esta manera, la Consellería de Infraestruturas tiene en cuenta la petición realizada el pasado martes por el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, que insistió en la necesidad de sustituir las plataformas de madera por "otro material" que garantice la seguridad y evite sustos como el provocado por el tornado. Operarios autonómicos dedicaron la jornada de ayer a desinstalar la infraestructura y a terminar de retirar las partes más dañadas por la tromba marina.

CRÍTICAS. Colectivos como el Círculo Municipal Podemos o Sanxenxo Independentes, liderado por la edil no adscrita Vanessa Rodríguez, se mostraron muy críticos con el hecho de que la Xunta de Galicia no adoptase en su día las medidas necesarias para evitar que se repitiesen las imágenes del pasado 12 de diciembre, cuando las fuertes rachas de viento de la ciclogénesis explosiva Ana desplazaron parte de la pasarela hasta el recinto escolar de O Telleiro.

Por fortuna, ni entonces ni con el paso del tornado hubo que lamentar heridos, si bien en esta última ocasión fue necesario desalojar la escuela. Además, las clases no se reanudarán hasta el próximo lunes.

Quien también cargó duramente contra la Administración presidida por Alberto Núñez Feijóo fue el grupo municipal del Bloque Nacionalista Galego. Su portavoz, David Otero, entiende que los problemas que se producen cada vez que se originan fuertes rachas de aire en la zona (en febrero de 2017 se produjo un hecho similar, aunque en otro tramo distinto) corresponden "a que a calidade do proxecto non se axusta ao seu orzamento".

"Esta obra sempre contou con todas as bendicións do Partido Popular, pero está claro que non son garantía de nada", espetó el edil nacionalista, que subraya que "atopámonos diante dunha actuación que presenta importantes eivas executivas. Non é admisible que o alcalde de Sanxenxo dixera hai un mes que isto non podía volver suceder e agora, tan só unhas semanas máis tarde, vexamos como todo sae voando de novo".

Otero, que advirtió de que "só a casualidade permitiu que non houbese danos persoais", considera que las inclemencias meteorológicas no pueden ser una excusa para justificar estos problemas. "Xa sabemos que ao PP gústalle utilizar este argumento, pero moi preto de aquí (en San Vicente, O Grove) temos unha pasarela de madeira sometida á mesma intensidade dos ventos, sen que saia polos aires cada dous por tres".

Por último, el portavoz del BNG sanxenxino avisa de que "o que está a suceder aquí implica unha serie de responsabilidades políticas que estamos dispostos a esixir".

Además, Otero Domínguez señala que el Concello "dispón tamén de técnicos que poden revisar as condicións de seguridade da pasarela, en caso de que os responsables da Xunta de Galicia non ofrezan as garantías mínimas esixibles para evitar que a vida dos cidadáns da nosa vila estea en perigo".

Se da la circunstancia de que el tramo de la pasarela dañado por el temporal Kurt en febrero del año pasado no se vio afectado por las últimas ciclogénesis explosivas. El refuerzo aplicado en esa parte surtió efecto.
 

La Xunta suprimirá 100 metros del paseo tras el paso del tornado...